Actualidad

Elecciones 2021: Los 4 millones de votos que inclinarán la balanza en la segunda vuelta

La votación que se decantó por los otros 14 presidenciables en la primera vuelta es el objetivo de los finalistas 

A1-6683100 (16683100)
El pasado 7 de febrero se realizó la primera vuelta electoral.ARCHIVO / EXPRESO

Volver a decidir. Más de cuatro millones de votantes que sufragaron por los 14 candidatos presidenciales que no pasaron a la segunda vuelta tendrán que realizar nuevamente el ejercicio de pensar y repensar por quién de los dos finalistas depositarán su voto. Su sufragio en primera vuelta ya refleja un perfil preliminar que los hace susceptibles a un análisis sobre su eventual inclinación por uno u otro de los candidatos.

Zapatos de Guillermo Lasso, segunda vuelta electoral 2021

La ruta de Carondelet está asfaltada de frivolidad

Leer más

Paulina Recalde, directora ejecutiva de Perfiles de Opinión, realiza este análisis, sobre todo de los votantes que se decantaron por los candidatos Yaku Pérez y Xavier Hervas (quienes aglutinaron 3’251.972 votos válidos) con base en dos variables: la caracterización en términos de territorio y las motivaciones para el voto por esa candidatura. En ese sentido, si se toma la variable territorial, Recalde vislumbra, por ejemplo, que el candidato de la alianza Unión por la Esperanza, Andrés Arauz, puede tener más posibilidades de captar a los votantes de El Oro, con el 36,83 % de los votos, frente al 17,73 % de Guillermo Lasso, postulante de la alianza CREO - Partido Social Cristiano.

“Si bien hay tendencias que se construyen en la campaña, como en el voto ejecutado el 7 de febrero, eso no es inamovible. La campaña para la segunda vuelta puede mover nuevas fibras. De hecho, tienes que buscar mover nuevas fibras para, manteniendo a tus propios electores, generar la conquista de quienes no estuvieron contigo”, reflexiona Recalde.

Vamos a la segunda vuelta con una reducción de confianza en las instituciones por la masacre carcelaria y el plan de vacunación. La campaña puede mover otras fibras. 

Paulina Recalde, directora ejecutiva de Perfiles de Opinión.

Y al parecer eso intentan los finalistas. Arauz, por su lado, parece alejarse de la postura radical del correísmo, al visitar personalmente las oficinas del Fondo Monetario Internacional y reunirse con sus directivos. Mientras que Lasso abre la puerta a un diálogo y reconoce que posturas en favor de los derechos de la mujer, la igualdad salarial, planteamientos ambientalistas, animalistas y reivindicaciones de los derechos LGBTI movieron a los votantes en la primera vuelta.

El analista y consultor político Daniel Molina prefiere no hablar de un perfil de los más de 4 millones de votantes, sino de nichos. Y con base en esos nichos, que de entrada son diferentes a decir del experto, no cree que tendrán una afinidad con uno u otro candidato, sino que ambos tienen que buscar llegar a esos espacios, como cree lo están intentando. Pero hay un tercer y hasta un cuarto finalista: el voto nulo y el blanco. “Si estos dos finalistas (Lasso y Arauz) no apuntan a esos nichos, estos terminarán inclinándose por el nulo o el blanco. Eso dependerá mucho de los candidatos y su estrategia”.

Con base en esos nichos, que sabemos que son diferentes, no es que van a tener una afinidad con el uno o con el otro, sino que los finalistas tienen que buscar cómo llegar a ellos.

Daniel Molina, analista y consultor político.

Ahora es difícil medir esa inclinación, puntualiza Recalde. La tendencia es que esos votantes de Pérez, Hervas y de los otros 12 digan que votarán nulo o blanco, pero podrían termina decantándose por uno de los dos finalistas. Falta la campaña, en la que todo puede pasar.