Un ejemplo de constancia

  Actualidad

Un ejemplo de constancia

La atleta india, Man Kaur, de 101 años soñaba con ganar una nueva medalla de oro en los juegos asiáticos de maestros. Ella entrenaba todos los días, pero su sueño se truncó cuando no obtuvo la visa para el ingreso a China. Al recibir la respuesta negativa dijo: “Pero no es el fin, seguiré entrenando”. Este hecho por indiferente que parezca a muchos es una lección de vida fabulosa, dado que es un ejemplo de constancia, lucha y mejora continua que muchos que se proclaman jóvenes no practican y ante el primer obstáculo que encuentran, lo primero que hacen es maldecir a la progenitora de todos a su alrededor en vez de autoanalizarse y mejorar.

Eco. Marysol del Castillo