La educacion, entendida como un trabajo en equipo

  Actualidad

La educacion, entendida como un trabajo en equipo

El trabajo en conjunto de estudiantes, maestros y padres de familia; la construcción de un aprendizaje sólido e integral; y contar con profesionales capacitados.

Entre los estudiantes del Liceo Los Andes había ayer una alegría especial.

El trabajo en conjunto de estudiantes, maestros y padres de familia; la construcción de un aprendizaje sólido e integral; y contar con profesionales capacitados. Esos son los pilares en los que se apuntala el proceso de enseñanza de las tres instituciones educativas mejor puntuadas de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) en las Pruebas Ser Bachiller 2015-2016.

Los directivos de la Unidad Educativa Águilas de Cristo (981 puntos), de la Unidad Educativa Luis Chiriboga Manrique (976 puntos) y de la Unidad Educativa Liceo Los Andes (973 puntos) aseguran estar satisfechos con los resultados obtenidos y se comprometen a seguir trabajando para formar jóvenes útiles para la sociedad.

Coinciden en que el objetivo de un colegio no debe ser que los alumnos obtengan excelentes puntajes, sino que estos tengan iniciativas, trabajen en grupo y que sus maestros busquen soluciones a los problemas que surgen en el aula.

Para Jhon Copiano y su esposa Fabiola Pazmiño, rector y vicerrectora respectivamente del Águilas de Cristo, este reconocimiento es el producto de un trabajo arduo que empieza desde preescolar.

“Enseñamos bases sólidas y luego hacemos un seguimiento para asegurarnos de que el estudiante y el maestro están por el camino correcto”, resalta la segunda.

Luis Murillo Carranza, rector del Luis Chiriboga Manrique, de la parroquia Posorja, explica que en el plantel se monitorean los grados con pruebas constantes y se crean plataformas para evaluar el rendimiento. A los profesores se les exige que cumplan con las destrezas y la malla curricular.

María Leonor de Ortega, rectora del Liceo Los Andes, indica que el colegio se inspira en el constructivismo, con el que los maestros ofrecen a los estudiantes las herramientas para que construyan su propio aprendizaje: “Los resultados obtenidos no son la labor solo de tercero de bachillerato. Desde la primaria trabajamos en las fortalezas de los niños”.