Ecuatorianos indocumentados vivian en condiciones deplorables en caseta de Estados Unidos

  Actualidad

Ecuatorianos indocumentados vivian en condiciones deplorables en caseta de Estados Unidos

Fueron hallados en Dexter, en el estado fronterizo de Nuevo México.

Dentro de esta caseta de madera sin ventanas ni baño fue hallado el grupo de 67 indocumentados ecuatorianos y guatemaltecos.

Un grupo de 67 indocumentados ecuatorianos y guatemaltecos, entre ellos seis menores de edad, fue hallado en “deplorables” condiciones en una pequeña caseta de madera sin ventanas ni baño, en Dexter, en el estado fronterizo de Nuevo México en EE.UU., informó la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) a la agencia EFE.

Los ilegales presumiblemente tenían alrededor de cinco días en una especie de tráiler.

La fuente informó que detuvo en el lugar al guatemalteco Tomás Miguel Mateo, de 38 años, que enfrenta cargos federales por albergar a indocumentados y por reingresar de forma ilegal a los Estados Unidos después de haber sido deportado. Según informó ICE, el sospechoso confesó haber sido forzado a albergar a indocumentados.

El hallazgo de los extranjeros, hacinados y sin suministro de agua o alimentos en la estructura de madera de 20 pies por 20 pies sin muebles y sucio, al lado de una casa móvil, se produjo la semana pasada, precisó ICE en un comunicado. La caseta no tenía un inodoro que funcionara y tenía un letrero en la puerta del baño que decía: “No usar el baño”.

Entre los indocumentados constaban seis adolescentes que viajaron sin acompañantes.

“Las organizaciones criminales trasnacionales no tienen respeto por la vida humana”, manifestó en el comunicado Jack Staton, agente especial a cargo del departamento de investigaciones de ICE en El Paso (Texas).

“El contrabando de personas es una empresa multimillonaria, y las redes criminales tratan a los individuos que son contrabandeados como carga”, se lamentó Staton.

Precisamente, el presidente Donald Trump declaró el pasado 15 de febrero una “emergencia nacional” para financiar la construcción de un muro divisorio en la frontera con México, al asegurar que hay una “invasión” de drogas y criminales en la zona divisoria que justifica medidas extraordinarias. Para ello, la Casa Blanca anunció que pretende recaudar unos 8.000 millones de dólares para la construcción de la barrera, 6.600 de ellos mediante la declaración de emergencia nacional que se sumarían a los 1.375 millones aprobados por el Congreso, informó EFE. El hallazgo se encuentra en investigación.