Actualidad

Ecuador analiza otras vias frente a la negativa del TPS

El Gobierno nacional no se queda con los brazos cruzados. Evalúa otras medidas para apoyar a sus ecuatorianos en el exterior, en especial a aquellos en situación migratoria irregular, luego de que el Gobierno de Estados Unidos negase el pedido de Estat

El empujón desde el exterior.  La embajada de Ecuador en Estados Unidos junto a la colonia de ecuatorianos impulsó una campaña bajo en nombre TPS for Ecuador (TPS para Ecuador). Organizaron conversatorios sobre el tema y gestionaron el apoyo de autoridade

El Gobierno nacional no se queda con los brazos cruzados. Evalúa otras medidas para apoyar a sus ecuatorianos en el exterior, en especial a aquellos en situación migratoria irregular, luego de que el Gobierno de Estados Unidos negase el pedido de Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) solicitado a raíz del terremoto del 16 de abril pasado.

El canciller de Ecuador, Guillaume Long, no adelantó detalles sobre las alternativas que baraja el país, aunque sí dijo que “hay que luchar por un tratamiento justo y humano de la situación de los migrantes en Estados Unidos”.

Una carta con fecha 2 de noviembre de 2016 y firmada por el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, da fe de la decisión del país norteamericano. El funcionario concluye que el Gobierno ecuatoriano es actualmente capaz de manejar el retorno de sus nacionales, por lo que “no voy a designar a Ecuador para el TPS”.

Johnson explica en la misiva que fueron analizados tres aspectos y que en ninguno recae la situación actual de Ecuador. Estos son: un conflicto armado en curso, un desastre ambiental que ha provocado una interrupción sustancial, pero temporal de las condiciones de vida en el área afectada, o la existencia de condiciones extraordinarias y temporales que impiden que los nacionales regresen con seguridad.

El secretario estadounidense resalta la “tremenda” labor del Gobierno nacional junto a las organizaciones de la sociedad civil y la comunidad internacional. No obstante, la respuesta deja un “sabor agridulce” al canciller Long puesto que, por un lado se reconoce la labor del Gobierno para afrontar la situación tras el terremoto, pero por otro, la negativa afecta directamente a unos 200 mil ecuatorianos en situación irregular en Estados Unidos. También recordó que en los últimos años, han sido deportados de Estados Unidos, un promedio de 1.200 ecuatorianos.

Long apuntó que, aunque se trata de una decisión de última instancia, volverá a hablar con las autoridades de esa nación. Insistió en que el Gobierno reafirma su compromiso con sus compatriotas migrantes.

Otras opciones

Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) ofrecen otros recursos de inmigración a los ecuatorianos elegibles y afectados por el terremoto:

- Cambio o extensión del estatus de no inmigrante si el individuo se encuentra actualmente en los Estados Unidos, incluso si el pedido se presenta después de expirar la fase de admisión.

- Expedición acelerada

de solicitudes de autorización de empleo fuera del campus para estudiantes que experimentan dificultades económicas severas.

- Adjudicación expedita

de las solicitudes de autorización de empleo.

- Consideración de exenciones de cuotas por incapacidad de pago.

- Asistencia si el individuo recibió una Solicitud de Evidencia o un Aviso de Intención de Denegar, pero no pudo comparecer para una entrevista, presentar, evidenciar o responder oportunamente debido al desastre natural.

- Sustitución de documentos de inmigración o de viaje perdidos o dañados emitidos por el Uscis, como una tarjeta de residente permanente.