En Ecuador, 105 femicidios ocurrieron durante 2019

  Actualidad

En Ecuador, 105 femicidios ocurrieron durante 2019

EXTRA recogió cinco asesinatos de féminas en estos 12 meses. La tragedia azotó sus vidas y el luto opacará la llegada del 2020. Sus familiares no superan el dolor originado por sus exparejas.

EXTRA recogió cinco asesinatos de féminas en estos 12 meses. La tragedia azotó sus vidas y el luto opacará la llegada del 2020. Sus familiares no superan el dolor originado por sus exparejas.

Durante el 2019, 105 hogares ecuatorianos quedaron marcados por la violencia en contra de la mujer y seguramente esta noche no gozarán de una alegre celebración, pues en su mesa habrá un puesto vacío.

Una de las familias azotadas por la tragedia es la Torres Alvarado, habita en el cantón Durán, provincia del Guayas. El 27 de abril, una de sus integrantes, Ana Mercedes Torres Alvarado, de 42 años, fue asesinada con 19 puñaladas.

El agresor fue su cónyuge y padre de su niña de 9 años, Fernando Almea Ortiz. Seis meses después, el 29 de octubre, fue sentenciado a 34 años y seis meses de cárcel por el delito de femicidio. El crimen de Ana ocurrió frente a su hija, en el patio de su vivienda, en la cooperativa Héctor Cobos.

Con tristeza Karen Villamar Torres, hija mayor de la víctima, narró a EXTRA cómo será para ellos esta noche de celebración, donde por ocho meses la ausencia de Ana Mercedes ha hecho un agujero en sus corazones.

“No escucharemos las palabras con las que mi mamá animadamente recibía el año, ni los buenos deseos con los que nos alentaba a recibir el año. Ella era una mujer positiva, alegre”, recordó la joven.

Villamar sostuvo que desde que su progenitora fue asesinada su vida y la de sus hermanos dio un cambio brusco y total.

“El 20 de octubre a mi hermano le compramos una torta para celebrar su onomástico, queríamos darle una sorpresa para animarlo, al recordar a mi mamá se puso a llorar”, rememoró.

Los proyectos de Karen para cerrar este año cambiaron con la muerte de su madre. Desde el último día de 2018 con su esposo habían programado pasar este día junto a su mamá, pero su muerte trastocó su anhelo.

Ahora el primer día del 2020 lo recibirá en la casa de sus suegros, “pero no despediré el año con celebración”, sostuvo.

▶Lee: Matar, cruel ‘pasatiempo’ del 2019 en Ecuador

“Me aferro a los bonitos recuerdos que tengo de mi madre. Veo sus fotos y así avivo su presencia. Sin embargo, no dejo de extrañar sus consejos”, comentó Karen mientras con sus ojos humedecidos contemplaba a su hijo jugar en el piso de su vivienda.

Karen y sus parientes son un ejemplo de lo que vivirán esta noche las otras 104 familias de las mujeres asesinadas.

Según información de la Aldea (Asociación Latinoamericana para el Desarrollo Alternativo), el 72 por ciento de los femicidios son cometidos con arma blanca, el 14 % con cables, fundas, tela o cinta de embalaje, el 8 con arma

Recomendación: A la primera señal de violencia la mujer debe buscar ayuda

Para el psiquiatra Juan Montenegro Clavijo, el falso machismo es la principal causa del femicidio.

Sostuvo que el hombre se cree el dueño de la pareja y al ver que ella se ha superado, estudia, trabaja, que no es dependiente y se convirtió en una ayuda, en un aporte, lo afecta, y ve todo esto como una amenaza a su relación afectiva.

El especialista dijo que en muchos casos el hombre piensa que la mujer quiere sustituirlo, sumado al avance de la tecnología, coadyuva a los problemas. “Toman los teléfonos de sus parejas buscando evidencias de infidelidad y esto origina rencillas en el hogar. Se vuelve obsesivo, controlador, y quizás cansada de todo esto la mujer dirá hasta aquí. Al verse minimizado por la decisión de la mujer toma una determinación: ‘si no eres mía, no eres de nadie’”, explicó Montenegro.

El psiquiatra dijo que una medida de prevención es el diálogo, el consenso. “La mujer que aguanta la agresión está propensa a convertirse en una víctima de femicidio”.

Recomendó que a la primera manifestación de un tipo de violencia, la mujer debe poner un pare a estas situaciones o buscar profesionales que la puedan orientar.

1) Una mujer fue degollada y la otra estrangulada

Daule y Latacunga 03-01-2019

El crimen de Gina Lucía Alvarado Rivas, de 42 años, a manos de su exconviviente, dio inicio al funesto año en que se convirtió el 2019 para las mujeres en Ecuador. Ocurrió la mañana del 3 de enero, en el sector Patria Nueva, del cantón Daule, provincia del Guayas. El autor fue Romel Geovanny Morales Rodríguez.

Sus gritos de auxilio alarmaron a los vecinos. Cuando la Policía llegó la encontraron tirada en la sala y con cortes en el cuello, el cuchillo con el que se cometió el crimen estaba cerca al cuerpo. La pareja tenía tres hijos, ellos vieron cuando su papá huía de la casa con las manos ensangrentadas y al ingresar encontraron a su mamá muerta. En su intento de escapar el hombre se accidentó, la tricimoto en la que iba se impactó contra un bus, falleció 48 horas después.

Ese mismo día, en el sector conocido como Buenaventura, en Latacunga, Cotopaxi, fue asesinada Marlene Vargas Toaquiza, de 34 años. El autor del crimen fue su pareja, José Antonio Salazar Vargas, quien se mató ingiriendo veneno.

Marlene tenía siete meses de gestación y fue estrangulada. Los cuerpos fueron hallados por un sobrino de José Antonio en el piso del dormitorio.

Dieciséis días después, el 19 de enero, ocurrió uno de los femicidios que más conmocionó al país, el de la ibarreña Diana Carolina Ramírez. Ella fue apuñalada delante de los policías por su pareja. Su atacante, de nacionalidad venezolana, fue sentenciado a 34 años y seis meses de cárcel. El hecho fue captado en vídeos por transeúntes.

2) Una luchadora entre las víctimas de femicidio

Guayaquil, Guayas 28-05-2019

Nueve horas antes de ser asesinada, Evelyn Carolina Bravo Bodero acudió hasta una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) ubicada en Flor de Bastión, en el noroeste de Guayaquil, para pedir ayuda. Washington Moreira Cedeño, su exconviviente y padre de sus niños, la había amenazado con matarla. Trece días antes lo habría denunciado por violencia psicológica. Tenía siete meses separada de él.

Otro hecho que llamó la atención es que desde el 2012 Evelyn era voluntaria de Cepam Guayaquil, una organización dedicada a la lucha por la erradicación de la violencia contra las mujeres.

El crimen de Bravo ocurrió la mañana del 28 de mayo, recibió siete puñaladas. Su agresor, un día antes, le envió un mensaje donde le decía frases como: “haces lo que te da la gana, quieres que te desbarate aquí mismo”, “te doy cuatro días para que pienses bien las cosas, si no te vas a arrepentir” y “tu familia no me puede hacer nada, igual te voy a matar y luego me mato”.

Familiares de Evelyn dijeron que su crimen se pudo evitar, ya que ella solicitó ayuda a la Policía, sin embargo esta no se la otorgó porque no tenía agresiones físicas. Ella retornó a su hogar, nueve horas después el sospechoso la mató. Moreira fue procesado por el delito femicidio, el número 41, durante el 2019. Aún no ha sido sentenciado.

3) Tres días antes fue atacada con un destornillador

Durán, Guayas 06-12-2019

Antes de ser asesinada la esmeraldeña María Nidia Mina Angulo fue atacada con un destornillador, presuntamente por su exconviviente, Óscar Segovia. Tres días después el mismo hombre habría regresado, pero esta vez para acabar con la existencia de la fémina, de 42 años.

El cadáver fue encontrado a las 06:30 del martes 6 de noviembre en la vereda de la manzana D, en la cooperativa San Enrique, del cantón Durán. La mujer fue atacada con un cuchillo.

La Policía informó que junto al cuerpo estaban las zapatillas con las que salió de casa e incluso sus pertenencias, por lo que descartó que el hecho se haya producido por un robo.

El cuerpo fue encontrado por un ciudadano que recogía basura. El hombre avisó a los lugareños. Una vecina contó que todas las mañana Sandrita, como la conocían, caminaba hasta su trabajo, como cocinera, en un hotel localizado a pocas cuadras de donde fue asesinada.

El exconviviente fue detenido en su domicilio, en la isla Trinitaria (Guayaquil). Segovia fue judicializado por el delito de femicidio. Mina fue sepultada en Esmeraldas.

4) Nathaly, la víctima número 100 de 2019

Guayaquil, Guayas 09-12-2019

A veintidós días de concluir el 2019, Nathaly Selena Guerrero Torres se convirtió en la víctima número 100 por el delito de femicidio, según el Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer Guayaquil (Cepam).

La joven, de 23 años, fue asesinada, el pasado 8 de diciembre, dentro de su domicilio, ubicado en las calles 20 y Vacas Galindo, en el suburbio de Guayaquil. Su atacante presuntamente fue Marcos Vicente Valarezo Quintero, su pareja y el padre de la menor de sus dos hijas.

El hombre luego de cometer el crimen acudió hasta una Unidad de Policía Comunitaria (UPC), ubicada en las calles 17 y Gómez Rendón, para confesar el hecho. “Vengo de cometer un delito, maté a mi mujer”, fueron las palabras que Valarezo dijo al subteniente Jairo Heras.

El cadáver de Nathaly estaba en su cama con 21 puñaladas. Sus familiares presumen que el crimen fue planificado y que ella fue atacada mientras dormía.

Valarezo fue procesado por el delito de femicidio. El 10 de enero próximo la joven cumpliría 24 años.