Economía

Las soluciones son un traje a la medida del cliente

Guillermo Lasso Alcívar, vicepresidente ejecutivo del Banco Guayaquil, explica las estrategias de la entidad para el diferimiento del pago de deudas.

Lasso A G
Economista por la Penn State University y máster en administración de negocios en el IDE Bussiness School.cortesía

En momentos como este es donde se valoran más los indicadores de la banca privada, porque es, justo ahora, cuando se requiere mayor liquidez y solvencia. Diario EXPRESO aborda con el vicepresidente ejecutivo del Banco Guayaquil, Gullermo Lasso Alcívar, las estrategia para afrontar la crisis sanitaria del Ecuador. 

¿Cómo el Banco Guayaquil afronta esta crisis?

Podemos entender que hay sectores que viven del día a día y estamos enfocados en ellos. Es importante aliviar la carga de ellos. Nuestras decisiones van a ir cambiando según las circunstancias.

La liquidez es la clave.

Hay que estar listos también para tener liquidez para colocar recursos, para prestar a las empresas que los van a requerir en su momento. Por eso hay que tener mucho cuidado con el manejo de estas situaciones, con el manejo de liquidez. Hay que ser prudentes porque nuestra principal labor es responder por el dinero de nuestros clientes, por sus depósitos.

¿Han calculado el impacto de esta crisis?

Es muy pronto para hacerlo. Tenemos proyecciones. La banca es muy líquida, pero van a reducirse un poco los depósitos. Vamos a ver una contracción.

¿Hay posibilidades de capitalizar más al banco?

Nuestro indicador de patrimonio técnico en el Banco Guayaquil está por arriba del 14,5 %, cuando la ley requiere del 9 %. Tenemos un colchón patrimonial de 200 millones de dólares. El banco está capitalizado. Lo que sí puede suceder es que tengamos que constituir mayores provisiones porque puede haber un deterioro de la cartera.

190429_ahorroprimertrabajo2

Créditos: competencia viva entre los bancos

Leer más

¿Qué importancia tiene la solidez en este momento?

La primera labor del banco es proteger los depósitos de los clientes, es necesario tener claro eso. Somos un banco muy sólido, muy líquido, eso es lo importante en cualquier momento.

En momentos como estos, donde hay que estar confinados en casa han sido clave los canales digitales, cajeros, etcétera.

Hemos puesto a funcionar todos nuestros canales digitales y les pedimos a los clientes que los utilicen. Estos han tenido un crecimiento, pero no tan importante ahora.

¿Cómo detectar a los clientes que más necesitan ayuda en estos momentos?

Hemos tratado de ubicar a la población más vulnerable dentro de nuestros clientes, haciendo un análisis y entendiendo cuáles son independientes y dependientes. Y dentro de los independientes cuáles son los más vulnerables y los que más rápido se pueden afectar por estar tanto tiempo confinados. También analizaremos sus niveles de ingreso y la variación de estos en los últimos meses y después de ello cuáles son las soluciones. Sobre los clientes dependientes también hay que ver sus niveles de ingresos, por eso estamos viendo diferentes posibilidades.

¿Qué soluciones está planteando el banco para sus clientes?

Las soluciones que estamos dando en operaciones de crédito de personas (consumo y multicrédito) son las de extender los plazos hasta 12 meses incluyendo dos meses de gracia.

¿Van a incluir a las tarjetas de crédito?

En tarjetas de crédito estamos pensando extender el saldo total a 18 meses plazo incluyendo dos meses de gracia. Para el resto, para empresas es muy similar. Hemos activado un proceso sencillo para activar estos beneficios.

¿El análisis que se hará a las empresas es similar al que se hace a las personas?

Tratamos también de entender cuáles son las empresas vulnerables. Las estamos ubicando para contactarlos directamente. Con las pymes estamos haciendo un trabajo muy similar.