Economía

Ricardo Cuesta: “Hay un nuevo diferimiento vigente, pero es voluntario”

El presidente ejecutivo de Produbanco-Promerica, graduado en la Florida International University, en economía, habla para EXPRESO.

Ricardo Cuesta
Ricardo Cuesta, presidente de Produbanco-PromericaCortesía

Ricardo Cuesta conversa, pero sobre todo explica, sobre el proceso que está viviendo la banca ecuatoriana desde la pandemia, que los ha obligado a actuar rápido.

- Produbanco tiene el indicador de morosidad en 1,36 %, el más bajo entre los cuatro bancos más importantes del país. ¿Se va a mantener así?

- El reporte de junio incorpora dos cosas, que hay que mantener en perspectiva. Una es que la Superintendencia cambió la metodología del cálculo de la morosidad, el cálculo en la edad en que a la cartera de consumo se la declara vencida. Antes de la pandemia, los créditos de consumo y microcrédito se declaraban vencidos a partir del día 16 de morosidad. La cartera comercial, a partir del día 31. Y la de vivienda e hipotecario, a partir del día 61. Cuando entramos en la pandemia la Superintendencia lo que hizo fue llevar toda la morosidad a 61 días (desde marzo). El segundo factor es el diferimiento de pago que se hizo a gran parte de la cartera de consumo. Estos inciden en que el mes de julio es el último mes que va a ver reflejado, primero, el impacto de que la cartera esté siendo contabilizada en este índice después del día 61 y no desde el día 16.

- Además se difirieron dos meses esos créditos.

- Pero también como está diferida la cartera, cómo se empujó la cartera dos meses. Tal vez no hemos tenido vencimiento dentro de los meses de abril, mayo y junio y en algunos casos en julio, según cuándo haya sido el corte de la tarjeta y en qué meses se hicieron los primeros diferimientos. Estos dos elementos se juntan en el mes de julio y resulta con el menor porcentaje de cartera vencida. Eso no va a ser igual en el mes de agosto. En agosto lo que va a pasar es que muchos de estos préstamos diferidos que no se contabilizaban todavía como morosidad, ya vencieron hace 60 días. Si tiene cartera de tarjeta de crédito que no se ha pagado, a partir del 1 agosto eso empieza a reflejarse en el índice por ese esquema.

Este año, en realidad, la preocupación, al menos mía como presidente de Produbanco, es que el balance esté estructuralmente sano y realmente a un sacrificio muy importante de rentabilidad y utilidades, porque casi todo lo que generamos mes a mes de utilidades netas las estamos aplicando a provisiones

Ricardo Cuesta

- ¿En el caso de los préstamos personales?

- En el caso de préstamos personales, abril, mayo y junio fueron los que se difirieron; tienen todo julio, y agosto empieza a contabilizar, a finales, pero más a septiembre, también la cartera que no se ha podido pagar que fue diferida. Agosto, septiembre y en adelante, a pesar de que mantenemos 61 días como medición del índice, van a empezar a reflejar lo que venía en las olas atrasadas por los diferimientos.

- Según su cálculo, esta morosidad que se reflejará de septiembre en adelante, ¿va a ser moderada para Produbanco?

Tenemos menores comisiones por tasas y servicios,  porque todos los clientes usamo menos servicios de tarjetas de crédito, cajero automático y otros. Esto no pone una presión importante. Hay que ir mirando el comportamiento del cliente y de la economía. Igual tendremos un año, comparado con 2019, muy malo, diferente.

Ricardo Cuesta

- Va a ser bastante más alta. No tengo el índice exacto, hay que ver cuánta cartera se ha recuperado últimamente, pero definitivamente no va a ser 1,31 %, va a ser un valor superior al 2 % o quizás algo más, reflejando la metodología de 61 días de morosidad. Pero si la mide como era antes, la morosidad podría estar al doble, 4 o 4,5 %, porque está diferida.

Banco produ

Estos son los bancos del Ecuador que menor interés cobran por tu crédito

Leer más

- ¿Cuál es la perspectiva que se viene para el sistema financiero a partir de septiembre?

- Es un tema muy complejo. Los bancos reflejamos la situación de la economía real, y esta se encuentra muy golpeada. Tenemos compañías muy afectadas económicamente, trabajando menos, vendiendo menos, y obviamente eso se reflejó y se sigue reflejando en el alto desempleo formal e informal. Los portafolios de créditos de los bancos van a ser afectados.

(El acuerdo con el FMI) Es una excelente noticia para el país, porque nos ayuda mucho, en especial a los bancos grandes, a que recuperemos la confianza de nuestros corresponsales y los multilaterales del exterior con los que tenemos una relación muy activa, para poder inclusive seguir trayendo préstamos al país; esto nos ayuda.

Ricardo Cuesta

- En el caso de Produbanco, ¿qué previsiones han tomado para que toda esta situación no afecte sus indicadores?

- Hay un tema sobre el que le quiero alertar: la regulación o resolución que la Superintendencia emitió en marzo para la nueva metodología de cálculo de morosidad vence a finales de septiembre; queremos entender qué pasa con la Superintendencia desde el punto de vista de renovar esta resolución porque, definitivamente, este es un año atípico. Si no se renueva y vuelve a la realidad anterior, los índices de morosidad se van a ir, en el caso de Produbanco, al 5 %, porque están reflejando la realidad de lo que pasa en la economía.

- Provisionar la cartera es clave en este aspecto. ¿Qué pasa?

- La tabla de provisiones vigente en la Superintendencia tiene porcentajes de provisión de acuerdo con la velocidad en que camina su morosidad (antes se declaraba la morosidad al día 16 de caer en impago). Lo que no hizo fue estandarizar la resolución de la morosidad con una resolución de provisiones. Lo que hizo la Superintendencia fue mantener la resolución de provisiones con el estándar anterior, cuando hoy tenemos una morosidad que se contabiliza de otra manera. La morosidad hoy en día se declara a los 61 días, pero los bancos venimos provisionando aceleradamente: el día 16 ya tengo provisión (guardar dinero en una cuenta en caso de que el cliente no pague) para un crédito que recién al día 61 entra en morosidad.

- ¿No van a tener los bancos rentabilidad este 2020?

- En resumen, este año, desde el lado de rentabilidad de la banca, es un año que va a ser muy malo porque toda la rentabilidad que vamos a generar mes a mes la dedicamos a provisiones y no a utilidades. Por otro lado, captamos a tasas más altas.

Las tasas de corto plazo han subido de nivel, y las de largo plazo también han subido porque ahí competimos con las cooperativas, mutualistas, que buscan atraer a clientes a plazo fijo a unas tasas más altas. Más menos, las tasas han subido un 1 y medio por ciento en todos los plazos.

Ricardo Cuesta

-¿Se va a necesitar un nuevo diferimiento de la Junta de Regulación? ¿Si disminuyen las utilidades significa que no habrá mucho dinero para prestar?

- Ese diferimiento ya está vigente, pero es voluntario en el sentido de que el cliente viene y dice “por más que ya me difirió en marzo o abril, todavía no estoy bien”. Cada uno de ellos se sienta con su banco y llega a un nuevo acuerdo dentro de esta regulación del diferimiento, que está abierta. Estamos en un proceso de un segundo refinanciamiento, en muchos casos. El primero fue un alivio para todo el mundo, pero luego ya cuando regresan a pagar dicen “no tengo trabajo, a mi empresa todavía no le pagan, entonces hágame un segundo refinanciamiento”.