La opinión de productores maiceros se enfrenta ante una posible importación

  Economía

La opinión de productores maiceros se enfrenta ante una posible importación

El dilema está en si los nuevos arribos afectarán o no los precios de la cosecha prevista para abril

maiz
Producción. La cosecha de abril arrojaría 1,4 millones de toneladas. Archivo / Expreso

El anuncio del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de dar luz verde a la importación de maíz enfrenta la opinión de agricultores, respecto a los efectos que esto generaría, a puertas de una de sus más grandes cosechas. Aunque todavía el monto no se ha hecho público, quienes se oponen  temen que   el posible arribo de unas 70.000 toneladas pueda generar sobreoferta y que eso presione los precios a la baja. 

Industria balanceado

Agricultura prevé importar unas 70.000 toneladas de maíz, tras admitir un déficit

Leer más

Tras la denuncia de la industria maicera del país de quedarse sin insumos para producir balanceado para marzo y abril de 2022, el MAG admitió  que sería necesario cubrir un faltante. Rubén Vera,    director de gestión agropecuaria del    MAG, manifestó el pasado miércoles que ese déficit se estaba calculando en unas 120.000 toneladas aproximadamente, de las cuales 50.000 estaban ya en tránsito.

El posible arribo de las 70.000 toneladas restantes es lo que pone en alerta a los agricultores de la Federación de Organizaciones Campesinas de Balzar, que reúne a 81 gremios maiceros. Bernardo Bravo, su coordinador, exhorta a las autoridades a revisar las cifras con las que se estaría tomando esta medida, pues el déficit calculado sigue siendo alto. “En los informes que hicieron recientes administraciones anteriores se dijo que harían falta solo 58.000 toneladas para cubrir la reserva estratégica de las industrias. Yo no creo que esos informes, que han utilizado los mismos métodos estadísticos que se usan ahora, estén 100 % errados”.

Para Bravo, no solo   se debe tomar en cuenta la cosecha que se iniciará en el mes de abril, sino el grano que tienen retenido los intermediarios y los stocks que la industria tiene almacenados. Eso, dice, podría generar un exceso de oferta que llevaría a la baja los precios.

Una postura contraria tiene Henry Peña, presidente de la Corporación Nacional de Maiceros (Corpmaíz), pues cree que el monto a importar cubre apenas un mes de la demanda; por ende, sostuvo, "no afectará al productor local ni a sus precios”.

El valor oficial del maíz es de $14,60. No obstante, una fuerte especulación, resultado del maíz represado por los intermediarios, hizo que hace unos días este llegara a costar hasta $ 21. Ayer, el mercado, dijo Peña, registró una paga entre $ 18,5 y $ 19.