Economía

Las opciones de la banca para diferir: los plazos se extienden según el cliente

El nuevo alivio financiero aprobado por la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera amplió a 90 días el plazo para diferir obligaciones crediticias

TARJETAS
Los créditos de consumo son renegociadosGUILLERMO LIZARZABURO

Los clientes tienen opciones para administrar sus créditos vigentes, según sus condiciones económicas presentes y futuras, en la banca privada nacional.

El nuevo alivio financiero aprobado por la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera a pedido de la Superintendente de Bancos, Ruth Arregui, amplió a 90 días el plazo para diferir obligaciones crediticias.

Ante esto, los bancos y las emisoras de tarjetas de crédito están proponiendo soluciones más allá del plazo, es decir, que no significa que a partir de que se venzan los otros 90 días se deba comenzar a pagar los montos de cuotas como antes de que entre la pandemia de la COVID-19.

Algunas entidades del sistema bancario privado, como Produbanco, aún no tienen definido un sistema de alivio para sus clientes, otras sí. Pero en los próximos días se conocerán sus mecanismos.

Por ejemplo, algunos de los bancos, como el Guayaquil, refinancian a más meses, 24, 36 o más, según las necesidades del cliente, las deudas adquiridas antes de la pandemia: y los pagos se hacen desde julio próximo, según los oficiales de crédito de la entidad.

Las emisoras de las tarjetas, como la de Visa Titanium (Diners), hace algo parecido, pero para hacer el refinanciamiento es necesario pagar una cuota del plástico antes de aplicarlo.

El Pichincha tiene una opción en su página web donde el cliente puede diferir por dos meses, hasta agosto, los créditos de vivienda, personal o línea abierta: “Si lo necesitas, puedes diferir el pago de las próximas 2 cuotas de tu crédito”, indica.

En el caso de su tarjeta de crédito hay la opción de refinanciar en otras condiciones. Y todo se lo puede hacer vía web. Las otras entidades grandes no tienen un link en su página web para refinanciar. En el caso de Titanium y Diners Club, llaman o envían mensajes a sus clientes.

No todos los bancos tienen esa información disponible en sus portales, pero cada uno actúa según su situación financiera (liquidez) que en la mayoría de los casos es buena.