Economía

Los ecuatorianos comieron más pavo y pollo este año

El sector cerrará el año con un 20 % más en la venta de pavos y un 7 %, en la de pollos 

Industria avícola
En Pollos Jimmy, avícola de Guayaquil, la libra de pollo se vende en $ 0,97 y la de pavo, en $ 1,99.Lina Zambrano A.

Las productoras avícolas viven su mejor mes. Diciembre les asegura más del 20 % de la facturación total del año y para este 2019 la expectativa de venta es mayor, tras incrementar su producción de pavo en un 20 % y la de pollo, en un 7 %.

Un incremento en el consumo hizo que este año las productoras avícolas se animaran a invertir en un mayor nivel de producción y oferta. En el caso del sector pavícola, sus toneladas métricas llegaron a elevarse de 13.500 a 16.200; mientras que el de pollo, incrementó de 274 millones a 296 millones sus unidades.

El consumo es todo el año, pero la producción y oferta se aceleran por las festividades. 

Diana espín
directora de Conave

Diana Espín, directora ejecutiva de la Corporación Nacional de Avicultores de Ecuador (Conave), menciona que en el caso del pavo, el aumento se viene dando por un consumo expansivo que ya no se limita a las festividades de Navidad y fin de año. “Antes el pavo solo se solía comer en diciembre, pero ahora usted va al supermercado y lo encuentra todo el año. Ya usted ve piernas, pechugas separadas, filetes; antes era solo pavo entero”, dice Espín.

En Pollos Jimmy, una avícola ubicada en la vía Perimetral (Guayaquil) se trabaja con la expectativa de que los despachos lleguen a acelerarse en estos días. Los costos para este año, dicen sus administradores, siguen siendo parecidos al año pasado. Allí la libra de pollo, se expende en $ 0,97 y la de pavo congelado, en $ 1,99.

Elevar los precios, dice Espín, es complicado, porque en el mercado local ya se ofrece una proteína a un costo que llega a ser superior al que ofertan otros de los países de la región. Esto porque en Ecuador se debe enfrentar los altos costos de materia prima, que año a año resta la competitividad y la rentabilidad del sector.

Según Conave -gremio que afilia a las 16 avícolas más grandes del país- las ventas de pollo y pavo mueven más de $ 1.500 millones al año.

“Aunque tenemos buenos niveles de producción, como sector, hemos tenido que atravesar fuertes crisis por el tema de precios. El maíz llega a ser un 70 u 80 % más caro de lo que se vende en Perú y Colombia. Una situación que incentiva a que nuestros vecinos produzcan más barato y que al país, esté ingresando carne de contrabando”.

Aunque la rentabilidad del sector no sea la mejor, la industria este año ha dado buenas señales de su capacidad de poder abastecer al mercado con producto de calidad. Tanto es así que Pronaca, una de las avícolas más grandes del país (con un 30 % de participación en el mercado), logró hacer su primera exportación de pavo a Bolivia. Un interés parecido tienen otros competidores del mercado, como Pollos Favorita.

Las importaciones de pavo que constan en los registros de la Aduana de Ecuador, provienen de Estados Unidos. Según las estadísticas de Conave, en los últimos 4 años el promedio anual de compras externas ha sido de 27 toneladas métricas, y en este último trimestre del 2019 se estima una importación máxima de 70. Corporación La Favorita y Corporación El Rosado tienen casi el total de este mercado.