Economía

Jorge Gallardo Zavala: “Debe haber independencia entre la Bolsa y el Decevale”

El exministro de Economía y Finanzas de Ecuador. Hoy es el director de Investigación de la Fundación Ecuador Libre y catedrático habla para EXPRESO.

Gallardo Jorge
Jorge Gallardo, exministro de Economía.VALENTINA ENCALADA

Con su soltura característica para hablar de economía, Jorge Gallardo no disimula su decepción ni es austero en sus críticas contra un modelo de negociaciones extrabursátiles que ha llevado a una crisis al Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol). Un sistema en el que han participado muchos actores, incluso quienes son los obligados a controlarlo:las superintendencias de Bancos y de Compañías.

- ¿Cómo se comercializa un bono de forma legal? ¿El Decevale no estaba autorizado para custodiar bonos del Estado? Para esto, ¿qué procesos se deben cumplir?

- Cuando Ecuador emite papeles en el mercado internacional, los bonos se registran en la Bolsa de Luxemburgo; todos los papeles de los llamados mercados emergentes se registran allí. Cuando una institución o persona quiere comprar un bono tiene que hacerlo a través de un banco de inversión, que tiene acceso al mercado y hace la operación; y esa operación se registra en una especie de institución de compensación de valores que los desmaterializa, no hay un solo bono físico. Están desmaterializados y registrados en dos cámaras de compensación de valores: Euroclear y Clearstream. Estas son las autorizadas para registrar las negociaciones que se hacen en la Bolsa de Luxemburgo. Vamos al tema ecuatoriano: los bonos de la deuda externa que estaban en el portafolio, entre comillas, del Isspol cuando se los compró, debe esa operación haber sido registrada en Euroclear o Clearstream.

- Nunca en el Decevale de Ecuador.

- Jamás. Por qué razón. El Decevale solo está autorizado a compensar valores registrados en el catastro público, básicamente, operaciones del sector privado, comercial, acciones, más no bonos. El custodio de los bonos en el DCV de Ecuador (Banco Central), que también desmaterializa los papeles de deuda.

Con este escándalo han herido de muerte al mercado de valores. Las empresas que antes fondeaban sus operaciones y que han sido honestas, se van a abstener de intervenir.

- El objetivo del Estado no es quitarle el dinero de las entidades públicas, sino captar dinero fresco de afuera. No hace sentido que Isspol compre esos bonos en el mercado secundario, peor ¿podía hacer esa operación el Isspol?

- No hay impedimento legal para que una institución del sector público, llámese Isspol, Issfa, Biess, pueda comprar papeles del Estado ecuatoriano, pero como usted dice no tiene lógica, si yo necesito recursos para financiar el programa de inversiones del Presupuesto General del Estado, necesito plata fresca que ingrese y no plata que ya está en el país.

- El expresidente Rafael Correa, poco antes de abandonar el poder, firmó un decreto en donde indica que el Ministerio de Finanzas, en caso de problemas en el Isspol, debía cubrir el fondo de pensiones, el de mortalidad o de invalidez. ¿Eso hace pensar que Rafael Correa ya sabía de estas operaciones fraudulentas?

Gallardo Jorge
Jorge Gallardo pide cambios en el sector bursátil.VALENTINA ENCALADA

- El reglamento fue emitido el 16 de mayo, ocho días antes de que se vaya de la Presidencia. Este dice que si los ingresos del Isspol no son suficientes para cubrir los gastos directos y los gastos por concepto de pensiones, mortuorias, cesantía y todos los beneficios que da el Isspol, se debe notificar inmediatamente al Ministerio de Finanzas para que durante el mes cubra las deficiencias entre ingresos y egresos, es decir, los contribuyentes con nuestros impuestos estamos financiando la mala administración financiera del instituto. Si son 500 millones, y supongamos una tasa de interés promedio del 8 %, estamos hablando de 40 millones de dólares de ingresos financieros al año, eso significa más de 3 millones mensuales para cubrir los gastos operativos y las pensiones y servicios del Isspol, y como no tenían esos ingresos porque tampoco se pagaban las facturas comerciales y porque el señor Chérrez cada vez que debía pagar intereses le mandaba más papeles, pagábamos todos. Ese hueco, porque el reglamento dice que los ingresos están compuestos también por los ingresos financieros, al no tener esos ingresos financieros nosotros con nuestros impuestos cubríamos la estafa del Isspol; es evidente porque en tres años el Isspol no recibió ningún tipo de ingresos por esos bonos, porque esos papeles encima no tienen ningún respaldo. No podemos los contribuyentes pagar una operación ilícita que le ha ocasionado graves perjuicios al Isspol, sino que deben agotarse todos los medios para recuperar esos recursos.

Lobo de Wall Street

La historia del 'desfalco' de los dineros del Isspol inspirada por los lobos del Wall Street ecuatoriano

Leer más

- En las circunstancias fiscales esto ahonda la crisis financiera.

- Tanto es así que en los dos últimos días, tras conocerse todo este escándalo, el riesgo país comenzó a subir de nuevo. Hay nuevamente temor en los mercados internacionales, porque todo el esfuerzo por reestructurar la deuda y disminuir el capital, resulta ahora que vamos a incorporar a la deuda interna una estafa cometida por funcionarios del Isspol, aupados por seudointermediarios, por casas de valores que no es la primera vez que cometen este tipo de ilícitos y que están en investigación y que están tapando también el caso de Seguros Sucre. No sabemos qué está haciendo Fiscalía, los organismos de control. No sabemos dónde está la plata. Estamos hablando de bonos Global con vencimientos hasta el 2024, y ya esos bonos fueron canjeados en la última reestructuración de la deuda; no existen esos bonos; ¿quién los canjeó entonces?, ¿se los canjeó con la nueva reestructuración? Porque si se los vendió en el mercado para aprovecharse de esos ingresos, esos bonos no existen, así de simple.

Los pocos inversionistas institucionales no van a querer saber de comprar ningún papel, más aún cuando las calificadoras de riesgo tienen también gran responsabilidad, así como los auditores externos.

- ¿Esto se hizo ilegalmente?

- Primero, el Isspol no hizo la transacción a través del mercado de valores y no podía hacerlo porque en la Bolsa de Valores no se transan operaciones de la deuda ecuatoriana, fueron operaciones extrabursátiles, fuera de bolsa, donde se entendió con estos caballeros y vaya a saber cómo se entendió con estos caballeros. Hasta ahora no conocemos las características del papel que le entregaron al Issfa por el canje de los bonos. Todavía no se conoce el detalle, solo sabemos que hay un fraude con respecto a la operación.

- Nos estamos olvidando de los responsables, si bien David Proaño (exdirector del Isspol) hizo todo lo que hizo junto a casas de valores, personas naturales, hay otras exautoridades del mercado de valores, por ejemplo Suad Manssur en la Superintendencia de Compañías, Pedro Solines, en la Superintendencia de Bancos.

- Si bien Isspol debe ser controlado por la Super de Bancos, pero en la Superintendencia de Compañías tenemos una Intendencia de Mercado de Valores, eso es un despropósito. En lugar de tener tantas superintendencias debemos tener una superintendencia para controlar el mercado de valores como existe en el mundo. Se debe tener una superintendencia especializada.

- ¿Las casas de valores de Ecuador solo pueden negociar papeles que están registrados en el catastro público de mercado de valores?

- Sí señor.

¿En qué delitos pudo haber incurrido el Decevale? Ellos decían que tenían garantías personales del señor Jorge Chérrez.

Para garantizar la transparencia de este tipo de operaciones debe haber total independencia societaria entre la Bolsa de Valores y la Cámara de Compensación.

- El Decevale no puede hacer eso. Ese es otro tema que tiene grandes signos de interrogación, de lo que se conoce por los informes que Diario EXPRESO ha publicado, el señor Chérrez declara que el Decevale tiene en su posesión registradas las garantías de estos bonos, el Decevele dijo que sí luego que no y, finalmente, dice tengo los contratos, pero sea contrato o sea papel, si no están en el registro público de mercado de valores no podía aceptarlos, ni registrarlos, ni decirlo. Hay que poner una muralla entre las bolsas y las cámaras de compensación de valores, no pueden confundirse la una con la otra.