Ecuador levanta la declaración de fuerza mayor a la exportación petrolera

  Economía

Ecuador levanta la declaración de fuerza mayor a la exportación petrolera

La medida busca normalizar la venta de crudo al exterior, luego del reinicio de operaciones de los oleoductos. 

05F5CD32-E607-4668-9C89-623A1850948A
La operación de los oleoductos se reinició entre el 31 de diciembre y el 1 de enero pasados.Cortesía.

Este 5 de enero de 2022, el Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables, emitió la resolución que levanta la situación de fuerza mayor, declarada el pasado 12 de diciembre del año pasado, por la paralización de los oleoductos de transporte de petróleo, afectados por la erosión regresiva en el río Piedra Fina, en provincia de Napo. 

442117ef-d5d7-454d-b417-2149ba1cc67d

La producción petrolera se recupera y sobrepasa los 400 mil barriles

Leer más

Según un comunicado de la cartera de Estado, la resolución se expidió una vez que los sistemas de transporte SOTE y OCP se encuentran técnicamente operativos para la recepción y transporte de crudo, desde las Estaciones ubicadas en Lago Agrio hasta los terminales de exportación en Esmeraldas. 

Petroecuador y Oleoducto de Crudos Pesados (OCP Ecuador) notificaron oficialmente que se ha superado la emergencia con la presentación de informes técnicos que detallan la recuperación paulatina de los volúmenes de producción de crudo y el restablecimiento de las operaciones de la cadena de valor de los hidrocarburos. 

La medida permitirá retomar la programación de entrega de petróleo, a través del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) y del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), desde la Amazonía hasta las terminales marítimas de Balao y Punta Gorda en Esmeraldas, con el objetivo de reiniciar los procesos de exportación y cumplir con las cláusulas contractuales garantizando la seguridad jurídica. 

7ff1968e-5739-4a01-8e1f-daa889155fdd

El OCP reiniciará sus operaciones el viernes 31 de diciembre de 2021

Leer más

La Cartera de Energía notificó con la resolución a las operadoras pública y privadas de petróleo, permitiendo de esta manera, normalizar las operaciones del sector petrolero, retomando las exportaciones de crudo oriente y napo, lo cual beneficia a la economía nacional.