En Ecuador, 3 de cada de 10 mujeres ocupan cargos directivos en compañías

  Economía

En Ecuador, 3 de cada de 10 mujeres ocupan cargos directivos en compañías

El liderazgo de ellas es menor, pese a su aporte. Estudios señalan que las empresas lideradas por mujeres tienden a ser más productivas, rentables y socialmente responsables 

mujer_ceo
La tasa laboral de la población femenina es del 42,5%. La de ellos es de un 57%.Internet / imagen referencial

La brecha laboral y salarial entre mujeres y hombres sigue siendo significativa. En Ecuador, la tasa de participación laboral de los hombres es del 57,46%, mientras que la de las mujeres es de 42,54% y, si el tema se mide por sueldos, la inequidad también prima, pues por cada $ 1 que ganan ellos, ellas apenas reciben 0,84 centavos.

Chile

Chile celebra el 8M a días del primer Gobierno feminista de su historia

Leer más

El mejor acceso y calidad de trabajo al que tienen los hombres se atribuye hoy en día a la falta de participación femenina en puestos de alta gerencia o en cargos directivos.  Estudios señalan que aun cuando la participación de las mujeres en la fuerza laboral está aumentando gradualmente, pocas mujeres son directoras ejecutivas o participan en la junta directiva. 

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), entre 1991 y 2018, América Latina y el Caribe tuvo en promedio un 34,1% de participación de mujeres en puestos gerenciales. En el país, según datos de la Superintendencia de Compañías, la tendencia es similar. "Apenas 3 de cada de 10 mujeres ocupan cargos directivos en las firmas, lo que hace que la presencia de las mujeres en los espacios de toma de decisiones sea limitada", señala la entidad. 

Este escenario, añade, puede llegar a mermar  el crecimiento y desarrollo empresarial. Recientes estudios realizados por la Dirección Nacional de Investigación y Estudios de la Superintendencia  muestran que a pesar de que en promedio desde el 2013 al 2021, la participación de las mujeres como CEO de las compañías solo es del 32.4%, las empresas lideradas por mujeres tienden a ser más productivas, rentables y socialmente responsables.