Economía

Banco del Pacífico: ¿Vender o no?

Qué es lo mejor, vender o quedarse en manos del Estado. El Banco del Pacífico tiene un dilema.

banco-pacifico
El Pacífico ha tenido varios intentos de venta, el último proceso, de inicios de noviembre de 2019 recibió la oferta de valoración de cinco firmas internacionales interesadas.(Archivo)

El segundo banco más importante del país mantiene sus indicadores tan sanos como atractivos para interesar a cualquier corporación internacional.

Lo ha dicho su presidente ejecutivo, Efraín Vieira, quien ha estado en varios tiempos en el banco del Pacífico, incluso en la etapa de su creador, Marcel Laniado. Buenos depósitos, buena cartera, activos y sobre todo lo que más podría interesarle a un posible comprador: el patrimonio.

El Pacífico ha tenido varios intentos de venta, el último proceso, de inicios de noviembre de 2019 recibió la oferta de valoración de cinco firmas internacionales interesadas, de entre las cuales de escogió a una.

Se trata de Bank of America Securities Inc. (Bofa), quien se encargará de realizar la valoración de las acciones de propiedad de Corporación Financiera Nacional (CFN) en el capital pagado de Banco del Pacífico”.

La gerenta del Banco Central del Ecuador, Verónica Artola, ha dicho que se parte de un valor 750 millones de dólares, que es el patrimonio de la entidad.

Efraín Vieira manifiesta que a octubre “teníamos un patrimonio de 750 millones de dólares”, pero “vamos a terminar con alrededor de 800 millones en los próximos meses ¿Cuánto más vale (el Pacífico) de eso?”.

Produbanco, cuando fue adquirido por el grupo Promerica, fue vendido en 1,2 veces sobre el valor patrimonial; si así fuera el caso del Pacífico serían 960 millones. Ese es el número mágico.

Aunque el aumento del riesgo país podría incidir en un 10 % de la valoración.

“Yo soy administrador, no tomo una decisión, pero les voy a dar mi opinión”, señala.

¿Cuál es el sentir de la gente que trabaja en el banco? Hay quiénes están en el Pacífico desde que nació como banco privado, a esa gente le gustaría volver al sector privado, porque hoy es una empresa de derecho privado con accionista público.

¿Por qué la gente quisiera estar bajo el esquema privado? “Por un tema importantísimo para nuestra gente, las utilidades. Hoy no se reparten las utilidades por la Constitución de 2008, donde se metió que en empresas donde el Estado tenga el 51 % de participación o más no hay repartición de ganancias; la gente extraña mucho eso. El banco tendría este 2019 $ 100 millones de utilidades y de estar en el sector privado el 15 % el quedaría para los empleados y sus cargas.

Otro tema importante para las personas que tienen muchos años de trabajar allí, es que ahora hay topes de liquidación en las empresas públicas, si alguien por algún motivo los despide no le reconocen en la liquidación sus años de servicio.

“Hay gente tremendamente perjudicada, por eso. Hay mucha gente que dice, es mejor volver al sector privado”, señala Vieira. El otro hecho relevante es que si lo compra un banco internacional, hay más posibilidades de crecimiento, como pasó con Produbanco, que hoy, es el tercero, superando al Guayaquil.

Desde el punto de vista del sector público, es interesante en cambio tener una visión que te ayude a regular ciertas cosas, que participe en cosas que el sector privado no se va a meter, como los créditos educativos.

El otro tema es el financiamiento para viviendas de interés público. Solo dos bancos participan en este plan, el Pacífico, Pichincha y Mutualista Pichincha. “Aunque en el sombrero de lo público hay una cosa que es difícil: los cambios de autoridades, por suerte no en la administración, que generan momentos de incertidumbre”.

¿Qué preferiría Vieira? “Yo preferiría el privado, si me lo preguntan”.