Economía

La balanza comercial del país sale del terreno negativo

El año pasado, Ecuador obtuvo un saldo total a favor de $ 820 millones, gracias al empuje de las ventas no petroleras y una caída en las importaciones

ventas internacionales
Las ventas no petroleras alcanzaron los $ 13.649 millones el año pasado.Archivo EXPRESO

El intercambio comercial del 2019, que comprende ventas y compras alrededor del mundo, dejó un saldo positivo en la balanza del país de $ 820  millones, según las cifras del Banco Central del Ecuador (BCE). Esto debido al mejor desempeño que tuvieron las exportaciones no petroleras, motivadas principalmente por un despunte del 22% en los ingresos por camarón, y por la debilidad de las importaciones. 

Exportación

Devolución de tributos, nueve años de una débil política

Leer más

De acuerdo a un reciente informe del BCE, las ventas totales sumaron $ 22.329 millones, por encima de los que marcaron las compras o importaciones ($ 21.509 millones). La resta de ambos valores no solo generó el saldo a favor de más de $ 800 millones sino que permitió que la balanza saliera del terreno rojo en el que estaba el 2018 ($ -477 millones). 

balanza 2019
La evolución del comercio exterior entre Ecuador y el mundo.BCE

Los números también dieron un alivio al déficit de la balanza comercial no petrolera. Este, según el Banco Central, cerró en $ 3.700 millones, $ 1.236 millones menos que el 2018. 

Si se revisa solo el dato total de las exportaciones, este rubro creció un 3,2%, gracias a una mejor dinámica de las ventas no petroleras (6,4%). Un resultado distinto presentó la oferta petrolera, tras obtener una caída del 1,4%. 

El año de inestabilidad económica, se vio reflejado en las compras internacionales. Las importaciones totales tuvieron un descenso del 2,7%; no obstante, la mayor parte, responde a la caída que registró la compra de materias primas ( 7,3%). Es decir, el año pasado, las empresas optaron por adquirir menos insumos para producir, influenciado por un contexto de menor consumo y demanda. Las compras internacionales de bienes de consumo también estuvieron a la baja (2,1%).