Economía

Alquiler para estudiantes, la apuesta inmobiliaria

España lidera desde hace varios años la lista de destinos preferidos. Más de 20 consorcios invierten en este mercado

_MG_0200
Oferta. Habitación de Collegiate Aravaca (Madrid), promovida por el Grupo Moraval y que cuenta con 215 plazas.El País

España vive un nuevo boom. Esta vez por las residencias de estudiantes. Los inversores están impacientes por levantar estos proyectos en el país. Saben lo que hacen. España lidera desde hace varios años la lista de destinos preferidos por los estudiantes de Erasmus (unos 100.000). En total, hay 500.000 alumnos desplazados que necesitan alojamiento. Sin embargo, buena parte de la oferta es escasa, obsoleta y poco atractiva. Para rematar, la rentabilidad de cada proyecto ronda el 5 %, muy por encima de la que ofrecen las oficinas o las viviendas, que está entre el 3 % y el 3,5 %.

La oferta académica europea llama la atención de los jóvenes que, a nivel global, buscan profesionalizarse. No obstante, en España se lleva las de ganar con la mayor demanda habitacional, que hoy ha puesto a competir a 20 consorcios (inversores institucionales con promotores locales y operadores nacionales o internacionales) en la construcción de este tipo de residencias.

“Nos hemos vuelto locos. Hay un boom de inversión, pero no veo tan clara la necesidad”. Quien se muestra tan sorprendido es Álvaro Soto de Scals, director general de Grupo Moraval, promotora líder en residencias por número de camas, con una cartera que en 2023 sumará 6.500 plazas en Madrid, Barcelona, Bilbao, Salamanca, Pamplona, Sevilla, San Sebastián y Málaga.

La firma diseña, promueve, construye, decora y equipa las residencias, de gama alta, y lo hace llave en mano. Sus estudios de mercado revelan que entre 2019 y 2022 la oferta de camas crecerá un 22 %, con: 94.000 camas en 2019 (3,3 %), 99.500 en 2020 (5,9 %), 106.500 en 2021 (7 %) y 111.000 en 2022 (4,2 %).

Hasta ahora se ha repetido el mantra de que faltan residencias y que existe una demanda insatisfecha. Según los cálculos de JLL, hay fuertes desajustes entre la oferta y la demanda, con solo 91.066 camas frente a los 491.116 estudiantes que precisan alojamiento.

En el caso de Barcelona, donde construiremos dos nuevas residencias, solo un 5% de los estudiantes puede acceder, mientras que la demanda llega a 169.000 alumnos. Además, la mayor parte de la oferta disponible no les permite estar en un entorno comunitario inspirador”, según Ken Knott, director ejecutivo de Vita Student, que invertirá 350 millones en la ciudad.

Pero qué tan atractiva podrá resultar la oferta. El director general de Grupo Moraval cree que va a depender de que los precios se ajusten al bolsillo de las familias españolas. “Hay una parte de los estudiantes desplazados que sí optará por la residencia en detrimento del piso compartido, aunque sean entre un 20 % y un 25 % más caras”, razona.

Pero, al mismo tiempo, “es previsible que algunos proyectos se queden vacíos o no se lleguen a materializar”, opina. Hay inversores que, ante la falta de oportunidades, están comprando suelos con hasta un 40 % de sobrecoste, lo que les obligará a fijar precios más elevados.

EN ECUADOR, LA DEMANDA ES IMPORTANTE 

Durante el 2019, más de 10.000 personas de 18 a 24 años de edad buscaron propiedades de arriendo. Así lo señala Properati.com.ec, el mayor portal del país de oferta 'on line' de bienes inmobiliarios.

Según el portal, la mayor oferta de alquiler, por lo general, se concentra alrededor de los centros universitarios. El 15 % de las búsquedas de este año tuvo como preferencia el sector de La Carolina (Quito), y el 12 % la Kennedy (Guayaquil). En esta ciudad, otras zonas con alta  demanda son Urdesa y Bellavista. 

Los precios, si se toman en cuenta habitaciones individuales, suites, minisuites, monoambientes y departamentos de más de 2 habitaciones, alcanzan los $365 mensuales en el norte de Guayaquil y los $460, en el centro norte de Quito.  LZR