La acción de protección, un as para los deudores de la CFN

  Economía

La acción de protección, un as para los deudores de la CFN

Los morosos consiguen medidas cautelares para frenar los cobros o para que el banco acepte bienes sobrevalorados La institución pierde en los remates

WhatsApp Image 2022-05-12 at 4.35.46 PM
Situación. La CFN ha informado que el 90 % de deudas está en manos de 100 grandes empresas del país.Archivo

La carta bajo la manga se llama acción de protección. A través de este recurso constitucional, los deudores de la Corporación Financiera Nacional (CFN) buscan liquidar sus deudas con bienes sobrevalorados o cuyos avalúos son inconsistentes.

La raíz del problema se remonta a la entrega de $ 481 millones en créditos sin las debidas garantías hipotecarias o prendarias, que hoy afectan la estabilidad de la entidad pública.

CFN ley humanitaria

CFN lidia con deudores que piden hasta 15 años más para pagar

Leer más

El problema sale a la luz cuando el deudor no puede pagar y pide que se active la dación de pago, que es la entrega de un bien hipotecado a la CFN a cambio de saldar la deuda. Se hace una pericia valorativa y la CFN conoce que el bien no cubre el monto de la deuda. Por lo tanto lo rechaza.

En ese momento los deudores pasan a la vía legal y a través de acciones de protección logran medidas cautelares para que se admitan pericias pagadas por ellos o se acepten bienes previamente rechazados.

De 2020 a marzo de 2022 se han presentado 103 acciones de protección contra la CFN, según la Función Judicial.

Un ejemplo es el juicio entre la CFN y la compañía de transporte terrestre Brodi S.A. La empresa entregó como garantía de un préstamo de $ 6,2 millones un terreno de 82,8 hectáreas, ubicado en la vía a Playas.

En el momento de otorgar el crédito, la propiedad tenía un avalúo de $ 7,1 millones, pero hoy, en 2022 y según la empresa, el precio comercial es de $8,8 millones, “valor que cubre en demasía la obligación que se tiene con la CFN”, se indica en el acta de la sentencia, pues la firma no respondió los correos enviados por este Diario.

El valor del terreno entró en litigio cuando el perito de la Superintendencia de Bancos que hizo el avalúo por pedido de la CFN y señaló que el terreno, al no tener servicios básicos y está en un área rural, tiene un valor real de $ 3,4 millones.

El reglamento de la CFN dice que para aceptar un bien en dación de pago únicamente se puede hacer si el valor de la comercialización es igual o mayor a la deuda insoluta.

En la audiencia, la empresa alegó que la CFN es una violación al debido proceso, ha vulnerado sus derechos a la seguridad jurídica y a la buena administración pública. En enero, un juez ordenó que se haga un nuevo avalúo y que se congele el proceso de cobro.

Para David Castellanos, analista económico, la banca pública está siendo golpeada en su patrimonio con estos juicios.

Al recibir un bien inmueble que le obligaron a aceptar mediante una sentencia y al salir al remate por el 100 % del precio descubre que no hay interesados. “La institución tiene que bajar el precio hasta el 50 % del valor. No logra cubrir el monto original, lo que significa una pérdida directa para la entidad pública, que debía tener las provisiones al momento de estructurar la carpeta crediticia. Estos líos juegan en contra del patrimonio, pues debilita la capacidad de solvencia”.

El riesgo para la entidad es alto cuando no puede recuperar la deuda con los bienes

David Castellanos,
analista económico.

Coactivas

Además de las acciones de protección, los procesos de cobro se enfrascan en demandas y apelaciones y en 1.205 juicios de coactiva. Todo esto ha impedido al banco recuperar los $ 481 millones entregados entre 2014 y 2019.

Investigación

Los problemas de la CFN ahora se conocen en la Comisión de Fiscalización de la Asamblea. Además, a la Contraloría también se le pedirá una auditoría sobre las condiciones de cómo se entregaron créditos a los 100 mayores deudores.

Fusión 

El gobierno impulsa la fusión de la CFN y BanEcuador. Así lo dispone la Ley Orgánica para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal. El objetivo es aumentar el capital para otorgar créditos con mejores condiciones.