Actualidad

Division por intereses

En el fútbol se ha vuelto una mala costumbre ver guerras campales entre barras bravas de distintos equipos. Pero desde hace algunos años, por lo menos en nuestro país, se han intensificado los altercados entre hinchas que llevan la misma bandera.

Enfrentamiento. En la gráfica se identifica a los hinchas de Barcelona. Unos con los puños preparados y otros con un arma cortopunzante lista para damnificar a otro ‘fanático’.

En el fútbol se ha vuelto una mala costumbre ver guerras campales entre barras bravas de distintos equipos. Pero desde hace algunos años, por lo menos en nuestro país, se han intensificado los altercados entre hinchas que llevan la misma bandera.

¿Pero qué es lo que ocasiona que estos ‘hinchas fieles’ olviden su propósito natural de animar y levantar a su equipo y se conviertan en la antítesis de su fin, perjudicándolo?

Luego del hecho suscitado ayer en el estadio Monumental, una cuenta en la red social Twitter, que se atribuye el nombre de la Sur Oscura (@SurOscura_EC), publicó: “Por un mal reparto se han producido estos incidentes, estupidez, politiquería, hubo policía y fiscal sin poner orden. Los provocadores fuera”.

Lo cierto es que esto no es algo nuevo. En 2015 la barra de Barcelona y sus 14 columnas (Abismo, Sur Oeste, LLP, Mano Negra, Masacre, Pasión, así como Sentimiento, Mar Rock, LBD BSC, Alma, Infierno, Poder, Barce Rock y Revolución, más las filiales) protagonizaron varios hechos de esta índole. La frase “mala repartición” era común, pero jamás consiguieron suspender un encuentro, como ayer.

Pero es algo que no solo pasa en la institución amarilla. En la orilla azul también se han presentado problemas así. El más recordado se dio en 2012, cuando miembros de la agrupación Boca del Pozo se encontraban en la puja por arrebatarle el poder al fallecido fundador de la barra, Giuseppe Cavanna.

Aquella noche, aunque el partido no se suspendió, el Capwell tuvo heridos. En la actualidad existe todavía división en la barra, que después del deceso de Cavanna no tiene un mando fijo.

¿Cuánto dinero manejan estas barras organizadas? ¿Quiénes las financian? ¿Tienen alguna relación con las dirigencias? ¿Amedrentan a trabajadores de los clubes? Esas y muchas interrogantes nacen en la afición ecuatoriana.

Las disputas no solo se dan dentro de la cancha. Fuera de ella también quedan víctimas por estas divisiones, que de a poco se han adueñado del deporte más querido.

Para saber

Los heridos

Ocho personas fueron trasladadas en ambulancia al hospital Abel Gilbert Pontón del suburbio de Guayaquil.

Operado

Stalin Véliz Gualoto llegó con heridas en el hombro y en la espalda. Las lesiones habrían sido hechas con un cuchillo. Hasta las 20:30 de ayer se conoció que era intervenido quirúrgicamente y su estado era de observación.

Sin conciencia

Ana Macías Porras recibió un golpe en la cabeza. La joven salió inconsciente del estadio.

Las armas

Se presume que los cuchillos habrían estado escondidos en las graderías del estadio.