Dialogo, drogas

  Actualidad

Dialogo, drogas

Es deber de los ecuatorianos apoyar el diálogo nacional convocado por el presidente de la República, por tanto, se hace imprescindible que la ciudadanía y líderes políticos depongan actitudes, por muy justas que puedan o parezcan ser, para establecer diálogos directos, tendientes a encontrar consensos para recuperar la democracia, la libertad, la paz, el derecho y la familia.

Con motivo de este diálogo y con relación a la lucha contra las drogas y la delincuencia, ya desde julio de 2013, expresé “Desde mi columna” el grave error del Consep, que a cuenta de la “no criminalización de las adicciones”, despenalizó la tenencia de una cantidad máxima de marihuana, base y cocaína, anfetaminas y demás drogas y psicotrópicos; así como el hurto de bienes por un valor menor a dos salarios mínimos vitales.

Muchos sectores nos opusimos, en especial educadores y padres de familia, pero como en todo lo de la década pasada, no importó la opinión pública, y sociabilizaban la difusión (socializar significa difundir la doctrina socialista) de sus acuerdos y resoluciones entre afiliados y simpatizantes. Ahora, después de 4 años, estamos pagando las consecuencias, con el incremento del microtráfico, las adicciones y la delincuencia. A mayor consumo de drogas, mayor es el índice delictivo, y permitir que el adicto a cuenta de su enfermedad se siga drogando con el gramaje para uso personal, es mantener e incrementar su enfermedad y la delincuencia. El no fumar o consumir la droga en lugares públicos, si bien precautela el derecho y salud de las demás personas, hace que el adicto sí lo pueda hacer en sus casas, frente a sus padres y hermanos si son jóvenes, o ante sus hijos y esposas si son adultos, aumentando el círculo negativo de influencia.

Para la lucha contra la delincuencia y las drogas hay que elaborar un plan integral, íntegro e integrador, que abarque los cuatro aspectos de la lucha antidrogas y delincuencia, que son la prevención, el control, el tratamiento y la reinserción social, los cuales serán tratados en mis próximos artículos.