Actualidad

En el día 100, Llori se lavó la cara

Instantáneas legislativas: una inusual rendición de cuentas ofreció la presidenta de la Asamblea.  Calló los casos de corrupción y olvidó contar el tiempo perdido en debates inútiles

Guadalupe Llori ofrece su rendición de cuenta por sus primeros cien días. 24 ago. 21
Presidenta. Guadalupe Llori decidió hacer de los 100 primeros días una fiesta para ella y su partido.Asamblea Nacional

Enumeró los proyectos de ley que pasaron por el Pleno bajo su Presidencia pero olvidó decir que la mayoría de ellos los heredó de la Legislatura pasada. Se jactó de lo mucho que han aprovechado el tiempo pero omitió las 32 horas desperdiciadas, en apenas una docena de sesiones, en la discusión y aprobación de exhortos inútiles. Habló de “superar la crisis moral y ética que vive el país” pero no mencionó los escándalos de corrupción que en tan poco tiempo ya sacuden al primer poder del Estado. Así fue la no solicitada rendición de cuentas que ofreció la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, por sus cien primeros días de gestión: engañosa.

Guadalupe Llori, agosto 2021

PK y el correísmo: algo más que un romance de verano

Leer más

Esto de festejar los supuestos logros y resultados positivos de apenas cien días es inusual y parece idea de su partido, Pachakutik. Primero hubo ceremonia chamánica en el antiguo salón del Senado, con la devota participación de una veintena de asambleístas, y dos horas de discursos de orden, incluido el del presidente de la Conaie, Leonidas Iza: empezó exigiendo a la bancada una agenda legislativa diferente a la acordada con el resto de partidos y terminó denunciando “la estrategia” (no dijo de quién) “para desacreditar y debilitar la agenda de la Legislatura” que él quiere demoler. Horas después, cuando Guadalupe Llori se dirigió ante el Pleno y leyó torpemente su rendición de cuentas en el teleprónter, haría suya esta acusación lanzada al aire.

“No podemos dejarnos llevar -dijo la presidenta- por los intereses ocultos tras las incesantes campañas de desprestigio en contra de esta Asamblea Nacional y de sus integrantes. Las noticias de que este nuevo parlamento no trabaja son completamente falsas e infundadas”. Dicho lo cual se puso a enumerar informes, debates, proyectos, acuerdos internacionales aprobados, pedidos de información a las autoridades y hasta procesos de fiscalización: uno solo (el de Pablo Celi) pero “uno de los más importantes de la historia reciente del Ecuador”, dijo.

“Creo firmemente que ahora tenemos la posibilidad real de recuperar la confianza de nuestro pueblo”, dijo Llori, que venía precisamente de convocar al Consejo de Administración Legislativa para que conozca las acusaciones contra la vicepresidenta segunda, Bella Jiménez, por cobrar sobornos para gestionar cargos públicos. En cuanto a su compañera de bancada, Rosa Cerda, la denunciada anterior, sus declaraciones de instigación al robo se sancionaron con apenas ocho días de suspensión, que equivalen más o menos a un cocacho. A esto llama la presidenta de la Asamblea “priorizar la ética”.

Llori combate la “campaña de desprestigio” con hechos retorcidos. Por ejemplo: atribuye la finalización de la huelga de hambre que mantenían los maestros, a la defensa de la Ley Orgánica de Educación Intercultural emprendida por la Asamblea en contra de la Corte Constitucional. La verdad es que la sentencia de la Corte ratificó la inconstitucionalidad de esa ley por incrementar salarios y pensiones sin análisis de factibilidad financiera ni cálculos actuariales específicos, y mandó a la Asamblea a que “subsane las referidas omisiones”. Hasta el momento nadie aquí se ha manifestado al respecto, pero tarde o temprano les tocará afrontar esta tarea.

Mientras llega ese momento, y una vez concluida la rendición de cuentas de la presidenta, bien pudo el Pleno dedicarse a su actividad favorita: aprobar exhortos y resoluciones. Primero, una para llamar a la ministra de Agricultura, Tanlly Vera, para que explique por qué no ha fijado precios de los productos agrícolas; luego, otra para pedir al Gobierno facilidades de pago de impuestos a los habitantes de la provincia de El Oro. Con estas van 35 horas que Guadalupe Llori tampoco incluirá en su próximo informe.

Nathalie Viteri

La conjura de los zafios

Leer más

Una ministra, al Pleno

Sí a los subsidios, no a los tratados de libre comercio. La ministra de Agricultura, Tanlly Vera, acudirá al Pleno dentro de 15 días, básicamente para explicar por qué no gobierna según esa consigna de Salvador Quishpe. Hay dos demandas: fijación de precios y planes de contingencia frente a la supuesta crisis ocasionada por el precio de los combustibles.