Devuelvanse las utilidades

  Actualidad

Devuelvanse las utilidades

Revolución existe cuando se dan dos pasos adelante y ni uno atrás, porque si tal cosa no sucede, y por el contrario se actúa al revés, no hay revolución sino involución. El Gobierno de la revolución ciudadana mal puede llamarse así, porque en el transcurso de los 10 años de su gestión dio muchos pasos atrás en lugar de darlos hacia adelante, con lo cual puso de manifiesto su inconsistencia ideológica. Para muestra, basta un botón. Por mandato de la ley las empresas estaban obligadas a repartir el 15 % de sus utilidades entre todos sus trabajadores. De pronto, sin ninguna justificación el “revolucionario” gobierno presidido por Rafael Correa resolvió que el 15% de la utilidades no podrán exceder de 24 salarios básicos unificados del trabajador en general. Esta marcha atrás de la “revolución ciudadana” significó angustia y desazón en los hogares de los trabajadores que convencidos que las utilidades jamás nadie las reduciría, por ser un derecho intangible, en su afán de progresar, que es un justo derecho de los hombres, adquirieron inmuebles, vehículos confiados en que sí los podían pagar oportunamente. Debido a que la revolución ciudadana les robó sus utilidades, esos compatriotas viven en permanente angustia.

Como ha llegado la hora que la ciudadanía deje escuchar su voz de protesta ante los desaciertos y frustraciones que creó esa “revolución ciudadana”, en las calles y plazas del país se han dejado escuchar las voces de los trabajadores que le exigen al presidente Moreno que rectifique este absurdo proceder de Correa y disponga, dentro del menor tiempo posible, la devolución de las utilidades que les fueron robadas, con efecto retroactivo.

El presidente Lenín Moreno, que parece estar decidido a descorreisarse de verdad, tiene la brillante oportunidad para devolver la tranquilidad a quienes laboran, si dispusieren la devolución de sus utilidades que les fueron indebidamente mermadas.

Presidente Moreno: el pueblo le pide que de las palabras pase a los hechos y ésta es una oportunidad más para que así proceda.