Actualidad

Desangrados por la libertad de médicos

Familiares y amigos de procesados por presunta corrupción en el hospital de Durán derramaron su sangre afuera de la Corte del Guayas 

desangre.jpg
Familiares del doctor Johnny Potes derramaron su sangre sobre este lienzo, donde exigían su libertad./ Pamela Vera

Con derramamiento de sangre, familiares y colegas de dos de los detenidos por presunta corrupción en el Hospital Básico del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Durán, provincia del Guayas, protestaron esta mañana por su libertad.

insumos-medicos-iess-duran

Trece detenidos por presunta corrupción en el hospital del IESS de Durán

Leer más

La inusual protesta se realizó al pie de la Corte Provincial de Justicia del Guayas, en el centro de Guayaquil, donde se concentraron allegados al doctor Johnny Potes Duque, exdirector encargado del IESS de Durán, y de la enfermera María Parrales Zúñiga, quienes permanecen en los respectivos Centros de Rehabilitación Social de la ciudad, desde el pasado 16 de junio. Las detenciones se efectuaron durante la ejecución de quince allanamientos en los cantones Durán y del Puerto Principal, en los que fueron apresados un total de 13 personas, entre el director médico y la directora administrativa del hospital y varios proveedores que habrían participado en procesos de contratación para la adquisición de insumos para enfrentar la COVID-19, según informó la Fiscalía. La operación se sumó a las acciones realizadas por la Fuerza de Tarea Multidisciplinaria creada por la Fiscalía General del Estado, para investigar casos de corrupción detectados y denunciados durante la emergencia sanitaria que enfrenta el país, desde el mes de marzo.

“Él es coordinador de consulta externa, como tal lo que tiene que hacer es recoger de los otros médicos lo que necesitan de insumos materiales y comunicar al área administrativa, nada más. Él no provee, no designa, no dice a quien le corresponde dar (...) igualmente la coordinadora de enfermería que lo que hace es recoger qué necesitan las enfermeras (...)”, manifestó Bolívar Potes, hermano del médico detenido, un docente universitario con 33 años en el ejercicio profesional y 27 de ellos en el hospital de Durán.

BUCARAM VASIJAS

Un patrimonio cultural no registrado

Leer más
desangre2.jpg
Al menos cinco personas extendieron sus brazos para entregar la sangre que se derramó./ Pamela Vera

“Nosotros damos fe no por ser familia, sino porque toda su trayectoria ha sido honesta al servicio de la comunidad y esperamos que los inocentes no sean culpados por otros”, añadió el familiar, al destacar que su hermano es médico ginecólogo y coordinador de consulta externa, un cargo que reconoce no existe, pero que así lo designaron “para que haga conocer qué insumos necesitan” y que es por esos pedidos que lo vinculan al caso. Dos semanas antes de ser detenido fue encargado como director del hospital, tras los cambios de dirección que se dieron en el IESS.

Zoldan-corporeishon1,jpg

La trama hospitalaria se llevó 125 contratos en dos años

Leer más

Con un abultado vientre, Mirna Muñoz se sumó a la protesta por su ginecólogo. Ella afirma que Potes la ha venido atendiendo durante los ocho meses de embarazo de su segundo hijo. “La última vez que me atendió fue en mayo y desde entonces no he sido atendida, está en riesgo la atención porque en Durán no hay ginecólogos”, aseguró la mujer, a dos metros de donde allegados a los detenidos comenzaban a desangrarse sobre un lienzo blanco en el que exigían la libertad de los “inocentes del IESS de Durán”.

desangre1.jpg
Mirna Muñoz asegura que tras la detención del ginecólogo que la atendía, no ha podido hacerse más control de su embarazo./ Pamela Vera

Una medida extrema en la que se sumaron los familiares de Parrales, de quien aseguran que también es inocente. “Ella trabaja años en el hospital, era jefa de Enfermería. No tiene nada que ver de lo que le acusa. Ella nomás hacía los pedidos, no ha cogido nada de plata ni nada y sin embargo está presa (...) no se la puede ver”, manifestó su cuñada Pilar Zambrano. Sostuvo que decidieron desangrarse para llamar la atención de las autoridades porque “no les dan razón de ella (...)”.

Zoldan-corporeishon,jpg

La trama del IESS y Salud movió más de $ 20 millones

Leer más

La investigación, según informó la Fiscalía, inició con una denuncia en la que se informó que algunos funcionarios de esa casa de salud estarían facilitando contratos a proveedores del entorno personal y familiar del Director del Hospital. Tras técnicas especializadas de investigación y de los primeros elementos recabados por parte de Fiscalía, se estableció que, presuntamente, funcionarios de esa casa de salud “favorecían a personas que prestaban su nombre para la adjudicación de contratos; sin embargo, los valores habrían retornado al hermano del director, quien no tiene negocios relacionados con procesos o insumos de salud, sino con la construcción”.