Actualidad

El derecho de los derechos

Siempre he sostenido que la libertad de expresión es la libertad de las libertades. Sin su plena vigencia todas las otras libertades apenas sí son caprichos retóricos sin posibilidad de ejercicio real.

Igual ocurre con el derecho a la salud. Sin respetarlo dejan de tener sentido otros derechos vitales para la realización trascendente de lo humano.

Por ello, nuestros textos constitucionales siempre han consagrado, también el de Montecristi, que: “La salud es un derecho que garantiza el Estado, cuya realización se vincula al ejercicio de otros derechos, entre ellos el derecho al agua, la alimentación, la educación, la cultura física, el trabajo, la seguridad social, los ambientes sanos y otros que sustentan el buen vivir”.

Sin embargo, tal cual sostiene la jurista M. Claudia Caputi: “Al menos en el plano de la teoría jurídica, no se controvierte que el derecho a la salud y a la consecuente tutela reviste una de las mayores jerarquías entre los bienes jurídicos de los que el hombre puede gozar, máxime cuando involucra especialmente la dignidad humana. Sin embargo, la realidad parece ocuparse demasiado frecuentemente de desmentir la efectiva operatividad de aquel principio. En efecto (lo dice para la Argentina) en los últimos tiempos se ha observado un fenómeno de elusión de sus responsabilidades por parte de los prestadores de servicios de salud, quienes con inusual frecuencia han negado la cobertura frente a reclamos de los usuarios, dando lugar a que los pacientes afectados enfrenten situaciones graves y hasta peligro de muerte”.

El criterio de la profesional podría reproducirse con pleno vigor para describir la situación del Ecuador, ejemplificada en la lucha que un colectivo sostiene para insistir en que se reabra el hospital Alfredo Valenzuela.

Bien se ha dicho, frente a determinados argumentos traídos de los cabellos: cuando se encuentran ratas en algún establecimiento, se fumiga, se averiguan las causas que producen el hecho negativo y se continúa trabajando. No se cierra el establecimiento. Si esa fuese la manera correcta de actuar entonces deberían cerrar la v...