Actualidad

Mas depositos en la banca, pese al mal tiempo

El ecuatoriano se impone el ahorro. No necesariamente lo hace porque tenga mayores ingresos, sino por cuidar su dinero. En un momento en que aún se siente una fuerte iliquidez en el mercado, busca tener su capital a buen recaudo.

El ecuatoriano se impone el ahorro. No necesariamente lo hace porque tenga mayores ingresos, sino por cuidar su dinero. En un momento en que aún se siente una fuerte iliquidez en el mercado, busca tener su capital a buen recaudo.

Es un comportamiento que en este año se viene reflejando en las cifras. A septiembre, los saldos de los depósitos de la banca privada sumaron $ 24.986 millones, un crecimiento del 10,1 %, en comparación al resultado registrado en igual mes del 2015 (-8,4 %).

Clermont Muñoz, analista económico y profesor de Banca y Finanzas Corporativas, explica que este año se ha caracterizado por una baja demanda y consumo de productos. En algunos casos esto se ha dado por la falta de ingresos; en otros, por la mayor cautela que tiene la gente en hacer sus compras. Entonces ahí el ahorro se vuelve en una alternativa, dice, aunque sea momentánea.

“No hay que olvidar que también estamos viviendo una etapa preelectoral que nos llevará a un cambio de Gobierno. Eso hace que muchas personas crean que no es el momento de invertir o consumir en lo que tienen previsto. Entonces prefieren tener el dinero guardado hasta saber cuál es la situación y el panorama futuro”.

De acuerdo con la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ABPE), el 29 % de los depósitos totales corresponden a la cuenta de ahorro. Hasta el noveno mes del año, estos acumularon $ 7.358 millones, lo que dio como resultado un alza del 5,2 % en comparación a la registrada en septiembre de 2015.

Un crecimiento mayor registra la cuenta de los depósitos monetarios (12,6 %) y a plazo (12 %). En el caso de estos últimos, el ahorro, dice Muñoz, no está necesariamente motivado por la tasa del mercado, pues cuando se tiene un nivel de inflación moderado las tasas de interés que ofrece la banca no suelen ser tan atractivas.

Según la ABPE, los depósitos a plazos alcanzaron un saldo de $ 8.394 millones. Hace un año, en septiembre de 2015, ese rubro registró una reducción anual de 4,7 %.

En ese segmento, los que mayor participación tienen son los depósitos fijados en un plazo de 31 a 90 días. Solo el 2 % está en un plazo de más de 361 días.