Actualidad

La demora en la reforma laboral complica el empleo

La incertidumbre evita que el sector empresarial genere las condiciones para más contrataciones. Se complica porque el 2020 es un año preelectoral.

Reunión. La dirigencia del FUT ingresa al palacio de Carondelet para la cita con el presidente Lenín Moreno.René Fraga / Expreso

Las reformas laborales están en espera. Los reveses que ha sufrido el Gobierno Nacional en la Asamblea en el tema económico pone en duda y en riesgo el tratamiento de otros como la reforma laboral que se anuncia desde mediados de año. El retraso en la presentación de la propuesta gubernamental ha generado incertidumbre en el sector empresarial y en los trabajadores.

Reforma tributaria: Comisión trabaja informe para segundo debate

Leer más

Para el sector esta falta de definición es preocupante porque no tiene claro con qué reglas se va a trabajar el próximo año, lo que ha hecho que las empresas detengan varios de sus proyectos hasta conocer la propuesta que llegue del Ejecutivo a la Legislatura, y por ende la falta de generación de empleo.

Situación que para este sector se ve más complicado, cuando de por medio el 2020 se vuelve un año preelectoral y por tanto ven aún más complicado que exista la posibilidad de que se cambie las normas de trabajo.

Así lo reconoce el presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano, Patricio Alarcón, quien sostuvo que, lamentablemente, luego de las protestas de octubre, el Gobierno desistió de enviar la reforma laboral porque pensó que los trabajadores iban a salir a manifestarse.

“La consecuencia de eso, el Gobierno no tiene la gobernabilidad para enviar una reforma y mientras no las envíe, se sigue complicando al país y eso nos afecta como sector productivo porque no generamos las condiciones para contratar más, y la economía no crece, no se vende más, y se cae en un círculo vicioso”, dijo a EXPRESO.

No hay coherencia entre lo que se dice y las medidas que se toman.

Patricio Alarcón,
empresario

En cambio, el sector de los trabajadores se insiste en un nuevo Código de Trabajo que garantice sus derechos. Nelson Erazo, del Frente Popular, reiteró que ellos están abiertos al diálogo, pero a un diálogo en donde el Ejecutivo esté dispuesto a escuchar y donde el sector empresarial muestre su intención de también hacer sacrificios.

En tanto, Kari Jara, representante de la Alianza para el Emprendimiento y la Innovación (AEI), manifestó que es necesario establecer normas necesarias para desarrollar el ecosistema del emprendimiento en el país, ya que este sector es el que ayuda al desarrollo y genera plazas de empleo que tanta falta hacen.

  • Acuerdos. El 23 de octubre, acuerdos: eliminar el 35 % en el recargo de los contratos eventuales; distribuir la jornada laboral de 40 horas en seis días, mantener el recargo por jornada nocturna, que es del 50 % en horas extra y del 100 % en días de descanso.

  • Reunión. El 29 de octubre el presidente Moreno se reúne con la dirigencia del FUT, y reitera su decisión de diálogo; sin embargo, reconoce que es complicado “ponerse de acuerdo”, pero hizo un llamado a encontrar elementos en común lo más pronto posible.

  • Desacuerdos. Mesías Tatamuez, presidente de turno del FUT, aclaró que no existe acuerdos en el tema de la jubilación patronal ni en otros elementos de la reforma laboral. Insistió que se debe hablar también de la reforma a la seguridad social.