El delito escapa entre los dedos

  Actualidad

El delito escapa entre los dedos

Hay policías con medidas cautelares, detenidos y prófugos en caso de Arenillas. Las bandas de contrabandistas están libres. La Aduana destina $ 256 millones al control del contrabando.

Imagen referencial. La Aduana destina $ 256 millones al control del contrabando.

En esta semana un grupo de policías se enfrentaron a supuestos contrabandistas, en Arenillas, en la provincia El Oro, quienes al ser detenidos para mostrar papeles atacaron a los uniformados, en la balacera falleció una adolescente. Lo más curioso es que este caso los únicos detenidos son los uniformados y no los supuestos contrabandistas, ni quienes aparentemente lanzaron piedras a la autoridad.

Para aclarar el porqué del delito da la sensación que se escapa entre las manos de los dedos; Diario EXPRESO entrevistó al viceministro del Interior, Andrés de la Vega y al director de la Unidad de Vigilancia Aduanera, Gabriel Díaz.

Las autoridades coinciden en que hay una investigación para encontrar a los supuestos contrabandistas y personas que participaron en el enfrentamiento de Arenillas.

Díaz advierte que por lo general grupos económicos no formales que quieren convencer a la ciudadanía de que las balas que hieren a terceros salen de las armas de los uniformados. Pero, eso solo lo debe determinar una investigación. “Sobre todo porque son grupos especiales que saben actuar con técnicas para usar la fuerza progresivamente, respetando los derechos humanos”.

Adicional a ello el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae) ha destinado más de $ 256 millones para el control del contrabando.

Los esfuerzos de las instituciones buscan que el fisco deje de perder al año $ 700 millones por contrabando técnico y no permita el desarrollo de unas 200.000 plazas de trabajo.

Andrés de la Vega: “La norma debe entender la labor y riesgo de la policía”

- En el caso de Arenillas solo los policías tienen medidas cautelares...

- Es un lamentable caso y hay un proceso que se está ventilando en la fiscalía, fruto de ello hay un teniente detenido, un cabo prófugo y varios policías con medidas cautelares. Se está dando soporte a estos compañeros, mientras la fiscalía hace su trabajo, para determinar si la policía actuó apegado al respeto a los derechos humanos. También hay un proceso para las personas que estuvieron vinculadas en este caso, que están prófugas pero hay investigación para detenerlas.

- ¿La ley permite distinguir entre un abuso de poder y acciones propias de la profesión?

- Hoy tenemos una policía que está adoctrinada y apegada a respetar el derecho humano. Somos la segunda institución de policía en la región que goza de confianza. Sí, es interesante discutir y revisar las normas que están vigentes, para que se comprenda la labor y riesgo que tiene la policía. Es posible discutir y revisar las normas, para que no sea una obstrucción en el cumplimiento de las funciones de la policía y a la vez asegurar el orden y seguridad en el país.

- ¿Cuándo llegarán los grupos especiales a frontera?

- Se está creando la dirección de contingencia fronterizas, va a estar en el nuevo estatus de la Policía Nacional. Ahora se va a fortalecer al personal. Entre la frontera norte y sur hay más de 140 hombres, esto fuera del personal de la Aduana y de los militares.

- Ahora existe la Unidad Integrada de Control Fronterizo, ¿por qué los policías andaban solos en Arenillas?

- Actúan en conjunto, pero a veces hacen patrullaje individual.

- ¿A partir de ahora será regla que las tres fuerzas patrullen juntos en poblaciones fronterizas?

- Sí, la idea es esa. La frontera es un territorio vasto, complejo y amplísimo que incluso con muchos hombres a veces no es suficiente para esta tarea, por eso hay varios tipos de acciones concurrentes. Una de esas acciones es la investigación que hace la Policía Judicial, bajo la articulación de la fiscalía, porque lo que se busca es desarticular redes criminales del contrabando. La idea es no actuar solo en la flagrancia, sino que se actúe contra las estructuras que están planificando delitos. Esto es lo que estamos impulsando, golpear a las cabezas de las redes de criminales del contrabando. Para esto se unen otros ministerios y el SRI.

Gabriel Díaz: “Los pueblos de frontera no deben vivir del contrabando”

- ¿Qué trabajo se va a hacer con quienes por $ 5 están dispuestos a lanzar piedras?

- El Gobierno tiene ese gran reto, de reactivar a través de las micro y mediana empresa la economía de los pueblos de frontera. No puede ser que el giro económico de los pueblos de frontera sea el contrabando. Lamentablemente se ha dado, pero como Gobierno se están tomando medidas para dar la oportunidad para hacer negocios lícitos. Esto sin descuidar lo agrícola.

- Cuando el vigilante aduanero detiene un carro con contrabando, ciertos pobladores les lanzan piedras, ¿qué hacer en ese caso?

- En el contrabando y defraudación aduanera hay un problema social y tenemos que actuar de manera inteligente en ejercer los controles, para no permitir que estas bandas utilicen a los pueblos de la frontera. Pero, si es el caso hay que usar la fuerza de forma progresiva, para ello existen técnicas. Se ha dado que los líderes del contrabando han agredido a los vigilantes aduaneros y dañado los bienes de la institución, entonces se ha investigado y se los ha apresado.

- No es el caso de ustedes ahora, ¿pero qué pasa si un ciudadano sale herido o muere en un enfrentamiento con los contrabandistas?

- Hay que partir del hecho de que ninguna institución armada sale a matar, siempre es para precautelar el orden y la seguridad del Estado. En los casos fortuitos lamentablemente las bandas del contrabando utilizan armas y cuando se dan estos escenarios se hacen las investigaciones de forma objetiva, porque siempre ciertos grupos económicos no formales tratan de confundir a la ciudadanía para convencer de que la bala perdida salió del arma de los uniformados. Y no es así, porque hay técnicas para disparar al aire. Igual se hacen las investigaciones objetivas y se establecen las responsabilidades.

- Pero, por lo general los presos son los uniformados y las bandas se escapan...

- Los vigilantes aduaneros tienen el respaldo de la institución, para ejercer sus funciones de manera correcta y dentro de los procedimientos establecidos.

- Luchan con mafias que intentan hasta lanzar el camión a la camioneta aduanera...

- Para fortalecer los controles tenemos la Unidad Integrada de Control Fronterizo. Adicional hay grupos de inteligencia de las tres instituciones: policía nacional, vigilantes aduaneros y militares, para detectar al músculo financiero del contrabando y de la defraudación y detenerlos.

La tasa aduanera contemplará un cobro máximo de $ 700 por ítem de importación

La Aduana corrige cálculos, pero el pedido de derogación persiste

El Servicio Nacional de Aduanas (Senae) publicó la tarde del pasado jueves el anexo físico que establece la unidad de control que se aplicará a cada ítem de importación por concepto de la tasa aduanera. Lo hace 19 días después de que este cobro entrara en vigencia, y aplicando ciertas modificaciones como un techo máximo de $ 700 por cada ítem declarado.

Ayer, los representantes del sector productivo calificaron esta corrección como “un logro”, pues impediría que a grandes y pesadas maquinarias que usa la industria o el sector de la construcción se les grave tasas de hasta $ 4 millones. No obstante, reconocen que se trata de un logro “parcial”, pues el cometido final que persiguen es que este “impuesto sea derogado”.

Gabriela Uquillas, asesora aduanera de la Cámara de Comercio de Guayaquil, reconoce que con este cambio “el impacto económico que tiene la tasa es muy bajo”, pero junto a otros representantes gremiales insiste en seguir calificando de inconstitucional este cobro, por la forma en cómo se lo ha venido aplicando. Para ellos se trata de un impuesto y no de una tasa, porque no están recibiendo ningún tipo de servicio por parte de la Aduana. Por lo tanto, dicen, “su propósito recaudatorio para financiar el Presupuesto General del Estado es ilegal”.

Los empresarios rechazaron también la discrecionalidad que se estaría aplicando para fijar esta unidad de control. “¿Por qué a la importación de zapatos se le cobra una unidad distinta al de la importación de un vehículo? ¿De dónde sale ese factor?”, se preguntó Juan Carlos Díaz Granados, representante de los comerciantes.

Las cámaras de Industria, Comercio y de la Construcción forman parte de un grupo de 58 organizaciones que firmaron un manifiesto para insistir en que se elimine este cobro que, a nivel internacional, también ha recibido cuestionamientos provenientes de Colombia, Chile, Perú, Guatemala, EE.UU. y la Unión Europea.

Los empresarios advirtieron que analizan nuevas vías legales para derogarla, entre ellas aplicar una acción contenciosa tributaria o una acción constitucional. LZR