Delincuencia en expansion

  Actualidad

Delincuencia en expansion

Que cada cierto tiempo haya repuntes de la delincuencia no es novedad. Lo que sí llama la atención es que la actividad delictiva, antes circunscrita a determinados sectores de la ciudad, se esté expandiendo, alcanzando zonas o lugares que antes se consideraban relativamente seguros. Los desarrollos comerciales en la vía a Samborondón, los estacionamientos y las tiendas de los ‘malls’, los restaurantes y los semáforos del norte de Guayaquil son los nuevos escenarios en los que los robos y asaltos están sorprendiendo a la ciudadanía, acostumbrada a desenvolverse en estos sitios con un menor nivel de alerta. Y a pesar de que se dice que el auge delictivo no es tal sino una percepción generada por la inmediata difusión de los hechos a través de los diversos medios de comunicación, es una realidad innegable que la población está expuesta a peligros mayores.

Tener cerradas las ventanas y puestos los seguros de las puertas de los carros, evitar -en lo posible- tomar vías de tránsito lento y no llevar objetos de valor, son precauciones que la mayoría de los guayaquileños practican a diario, pero que resultan insuficientes. Es necesario que las fuerzas del orden, en coordinación con las autoridades, desarrollen una estrategia conjunta, tal como está sucediendo en Babahoyo, donde por disposición del gobernador, las Fuerzas Armadas están participando en operaciones de control policial. Asimismo, la empresa privada, por su parte, debería incrementar las medidas de seguridad en los centros comerciales y restaurantes, pues son espacios de libre acceso y de alta concurrencia, condiciones que facilitan la acción delincuencial.

Sin embargo, es evidente que los diversos esfuerzos que se lleven a cabo no tendrán la efectividad que la situación amerita si las leyes vigentes siguen favoreciendo a los delincuentes, tanto en lo que tiene que ver con la severidad de las penas y su cumplimiento, como en lo que respecta a las restricciones para portar armas que tienen los agentes de seguridad privada.

Urge que la Asamblea legisle en función de la seguridad ciudadana. No obstante de ello y por referir un solo ejemplo, hasta la fecha no se ha dado trámite a una de las iniciativas presentadas por la autoridad local para introducir reformas al COIP, a pesar de que fue entregada en enero de este año.