Delfin conquista su primer campeonato nacional

  Actualidad

Delfin conquista su primer campeonato nacional

El conjunto de Manta se impuso en penal y derrotó a Liga de Quito.

Ortíz fue la figura de Delfín y todos lo reconocieron al final.

Delfín se tomó la revancha y se quedó con el trofeo de campeón tras ganar en la tanda de penales. El Jocay de Manta se volvió un escenario de fiesta. Tras el pitazo final de arbitro en el partido definitorio de la LigaPro, se vivieron dos escenas opuestas. Los jugadores del Delfín empezaron a celebrar por el campeonato, mientras que los de liga de Quito quedaron pasmados por el resultado final.

Cuando Pedro Ortiz tapó el penal al colombiano Martínez Borja, inmediatamente el golero Pedro Ortiz se convirtió en la atracción de sus compañeros y de la hinchada mantense. “Grande Ortiz. Eres el mejor del Ecuador. No te vayas, que esta es tu casa por siempre. Ortiz, Ortiz, Ortiz”, corearon los hinchas del ídolo del Manta desde los graderíos.

Todos pegaron una corrida maratónica desde el centro del campo para ir donde Ortiz. Lo tiraron al piso y se le pusieron encima, lo abrazaron y le dieron las felicitaciones. Lloraron y gritaron de la emoción por conseguir su primer trofeo de campeón en la serie de privilegio del fútbol ecuatoriano, luego de que perdieran dos, una por Copa Ecuador y por campeonato nacional.

▶Lee: Corazones divididos por dos amores

El entrenador Bustos también se abrazó con sus dirigidos. Luego se ubicaron en el círculo central del campo de juego, se arrodillaron, hicieron un círculo y empezaron a dar las gracias por el primer campeonato que consigue Delfín.

El agradecimiento con la hinchada no podía faltar con la vuelta olímpica. Como si fuera un gusanito uno tras otro iba corriendo por el alrededor de la cancha para saludar a los hinchas y dar las gracias a los fieles mantenses.

La bandera de la provincia de Manabi desfiló por toda la cancha cargada por los jugadores, así como Bruno Piñatares juntos a su compatriota William Riberos ondeaban la bandera de su país, Uruguay.

Los abrazos, lloros y gritos no faltaron entre ellos. Carlos Garces se acercó a la tribuna y agradeció a los hinchas por el aliento que les dieron durante los 90 minutos y la tanda de penales. Garces agradeció: “gracias por el apoyo muchachos”, mientras aplaudía y de fondo el grito de la hinchada “Garcés, Garcés, Garcés...”, exclamó la fanaticada.