Actualidad

Defensa ‘piso el acelerador’ en las compras automotrices

El Comando General de la Fuerza Aérea no cumplió procesos para el tratamiento de su parque automotor. Hay errores técnicos y administrativos.

Defensa ‘pisó el acelerador’ en las compras automotrices

Hay irregularidades hasta en los lugares más remotos. El Comando General de la Fuerza Aérea tuvo, entre 2013 y 2017, ‘novedades’ en su parque automotor. Las compras, inversiones y cuentas tienen datos que no concuerdan con la realidad.

La mayoría de ‘errores’ responden a vacíos administrativos cometidos durante el Gobierno del expresidente Rafael Correa. No hubo registros o revisiones antes de las compras de repuestos automotrices. Tampoco se cumplieron requisitos básicos y hasta se ordenaron pagos antes de contar con un proveedor o un contrato. En los cinco años examinados se gastaron más de 1,3 millones de dólares en el sector automotriz de la Fuerza Aérea.

El Comando General no verificó, por ejemplo, documentos antes de efectuar pagos, según la Contraloría General del Estado. En su informe aprobado y presentado al ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, el 12 de noviembre de este año, se constata que se ordenó la suscripción de actas de aceptación técnica y de entrega recepción, sin advertir que no se había cumplido el proceso de selección del proveedor ni ejecutado algún procedimiento de contratación” en procesos de Ínfima Cuantía.

En 2014 “se evidenció en las órdenes de trabajo, actas de entrega recepción, y garantías técnicas, que los trabajos de mantenimiento se realizaron y se recibieron con anterioridad al inicio del procedimiento de Ínfima Cuantía”. Es decir, el órgano militar primero recibía los servicios automotrices y después realizaba los procesos de contratación. Una presunta ilegalidad que impidió que se busque la mejor oferta para contratar.

Tampoco hubo un control estricto en las facturas y saldos por pagar. El ente de control detectó, en su informe DNA-AI-0058-2018, que los registros de la Fuerza Aérea “presentan saldos deudores sobreestimados por 559.067,53 dólares y 91.639,28 dólares. Esto, por falta de verificación en bodegas y por un inadecuado cruce de información entre los departamentos de Contabilidad.

La informalidad en el control de bienes provocó también, que se compren neumáticos pese a que todavía existían unidades en buen estado. El personal militar responsable del área no verificó que algunas llantas podían ser reencauchadas, como determinan los reglamentos. El camino más sencillo fue eludir las revisiones y proceder directamente a compras innecesarias.

EXPRESO consultó con el Ministerio de Defensa -que transmitió la inquietud a la Fuerza Aérea- sobre la corrección de las anomalías detectadas por la Contraloría General. Hasta el cierre de esta edición, sin embargo, no existe un pronunciamiento oficial.

Los descuidos

Información

Según la Contraloría, “la documentación precontractual de varios procesos de adquisición de repuestos, no estuvo publicada en forma completa en el Portal de Compras Públicas”. Esto pese a que los procesos se encuentran en estado Finalizado. Hubo una falta de supervisión al registro de información relevante.

Entregas

“Las actas de entrega recepción de varios procesos de adquisición de bienes y servicios no fueron elaboradas por la entidad, sino por los proveedores y en hojas membretadas de sus empresas”. La normativa nacional impide ese nivel de informalidad en las compras del sector público.

Automotriz

EXPRESO expuso las irregularidades que también existen en los parques automotores de otras entidades públicas. En el Banco Central del Ecuador y en las empresas públicas Petroamazonas y Petroecuador se encontraron novedades del Gobierno anterior. Se aplican correctivos.