Actualidad

El decimo evidencia la falta de la cultura del ahorro

La mayoría de las personas tiene comprometido al menos el 40 % de su sueldo o ingreso mensual en pagar deudas.

Experta. Sonia Zurita, coordinadora de la Escuela Espae - Espol.

La mayoría de las personas tiene comprometido al menos el 40 % de su sueldo o ingreso mensual en pagar deudas. En ese sentido, los pagos adicionales, llamados décimos, sirven como un ahorro obligatorio que ayuda a afrontar estos incrementos de gastos en meses como diciembre o el inicio del año escolar en las diferentes regiones del país.

Pero, una de las razones por las que la mayoría prefiere no mensualizar el décimo que se cobra en diciembre, es porque falta desarrollar la cultura del ahorro. En el sector público, por ejemplo, el 30 % de trabajadores decidió que el pago se realizara cada mes. No obstante, si durante el 2016 no fomentaron la cultura del ahorro ni accedieron a algún plan en las distintas entidades financieras, el décimo tercer sueldo, “será más una pérdida que una ganancia”. Así lo expresa Sonia Zurita, coordinadora del MBA de la Escuela de Negocios Espae-Espol.

“Si la persona ha mensualizado su décimo y no ha incorporado en sus hábitos de consumo la decisión de ahorrar este monto, sea con un producto de ahorro programado o por su propia cuenta , es poco lo que puede hacer ahora.

Finalmente la opción que tendría para sobrellevar las festividades es reorganizar su presupuesto familiar de manera inmediata decidiendo cortar el consumo de bienes o servicios que no son parte de las necesidades básicas”.

Asimismo, los programas de educación financiera también han aconsejado que si no existe un presupuesto elaborado desde inicios de año, se elija la austeridad hasta avizorar mejores tiempos para la economía nacional y familiar.

Zurita añade que la preocupación de ser ahorrativos debe primar aún más cuando las personas no poseen un sueldo fijo.

“Al ser fluctuante el nivel de ingresos, la familia debe conocer y entender las implicancias de esta variabilidad, ya que la planificación del gasto debe ser en función de los ingresos permanentes”, manifestó.