El dano de las calles, un mal tan ciclico como las lluvias

  Actualidad

El dano de las calles, un mal tan ciclico como las lluvias

Avenidas como la 25 de Julio y del Periodista evidencian enormes huecos. Las calles también resultan afectadas. Ciudadanos insisten en la mejora del asfalto.

En algunos tramos de la avenida 25 de Julio ha desaparecido la carpeta asfáltica, afectando la circulación vehicular.

Hace dos semanas, obreros municipales cumplieron con el bacheo de varios tramos de las vías internas que dividen el sector de Mucho Lote de Las Orquídeas. Los trabajos se ejecutaron ante la insistencia de moradores que manifestaron su malestar a EXPRESO por las dificultades para circular debido a los enormes huecos en la calzada.

Habitantes de esta zona del norte volvieron a quejarse ayer porque el asfalto que se colocó está desapareciendo con las recientes lluvias, más aún con el paso de los buses urbanos.

Con las precipitaciones registradas en los últimos dos meses aumentaron los cráteres. Esta situación se repite especialmente en cada invierno, afectando incluso a zonas residenciales como Urdesa central y Kennedy Vieja.

Tampoco se salvan los intercambiadores de tránsito, como el que conecta la avenida Francisco de Orellana con la Guillermo Pareja.

Guayacanes y Las Monjas son algunas de las vías de Urdesa central que sufren el deterioro del asfalto.

Aunque colocaron capas del material, las dificultades para la circulación persisten en algunos tramos de avenidas como la 25 de Julio y del Periodista. En la primera arteria, una de las principales del sur, se evidencia deterioro en la carpeta asfáltica a la altura de Las Acacias, Floresta y avenida Raúl Clemente Huerta (Las Esclusas). Y mayor afectación se observa en los carriles de servicio de esta vía, que también es la ruta para los vehículos de carga que van y salen del puerto marítimo.

“Es verdad que aquí colocaron en más de una ocasión capas de asfalto, pero basta que llueva para que se desprenda y se formen enormes orificios”, asegura Vicente Quinteros, residente de la ciudadela Floresta.

En el sur de Guayaquil hay que sumar calles internas de ciudadelas que están en malas condiciones. Ocurre en La Sopeña, Coviem, Las Acacias, Floresta y Huancavilca.

Por su parte, la avenida del Periodista evidencia enormes huecos, sobre todo en sentido sur-norte, lo que obliga a los vehículos a circular en zigzag, además de que los pasajeros de buses urbanos deben caminar en medio del agua empozada.

Los Vergeles es otro de los puntos del norte de la urbe en donde es necesario el mantenimiento de las vías, especialmente en las de ingreso.

El suburbio no se salva de la afectación de la calzada. Un ejemplo es la calle K, entre la 28 y la 29, donde los automotores deben circular entre huecos.

El Municipio ejecuta un plan invernal de bacheo, beneficiando a sectores como la avenida de las Américas.

Lectores consultados por Diario EXPRESO consideran que debe recurrirse al asfalto importado u hormigón, para que las calzadas puedan soportar algunos inviernos.