Dalo Bucaram confirmo prescripcion de juicio contra su padre

  Actualidad

Dalo Bucaram confirmo prescripcion de juicio contra su padre

Una jueza de Ecuador declaró prescrito un delito de peculado del que se acusaba al expresidente de Ecuador Abdalá Bucaram (1996-1997), quien está asilado en Panamá.

Dalo Bucaram en la corte nacional de justicia ha extendiendo el pedido de prescripción en el proceso que se lleva en contra de Abdalá Bucaram.

Este martes 11 de abril, una jueza declaró prescrito un delito de peculado del que se acusaba al expresidente de Ecuador Abdalá Bucaram (1996-1997), quien está asilado en Panamá.

El hijo de Bucaram y excandidato a la Presidencia en las elecciones del 2 de abril, Dalo Bucaram, informó de la resolución en su cuenta de Twitter, donde escribió que “hoy la CNJ (Corte Nacional de Justicia), después de 20 años de injusticia y persecución, ha hecho justicia”.

La decisión, adoptada por la jueza Gladys Terán, establece también el levantamiento de las medidas cautelares en contra del expresidente y de su exsecretario Oscar Celler, a quien se imputaba el mismo delito.

Bucaram estaba acusado en este caso de corrupción por el uso indebido de “gastos reservados” del Estado durante su corto mandato (agosto de 1996 a febrero de 1997).

Según la agencia pública de noticias Andes, el exgobernante fue enjuiciado por haberse llevado presuntamente más de 11.000 millones de sucres de la cuenta de gastos reservados de la Presidencia de la República.

El expresidente tiene pendiente otro juicio por un delito igual en el caso llamado ‘Mochila escolar’ y para el que su hijo Dalo solicitó hoy la prescripción, al haber transcurrido, como en el caso de los gastos reservados, 20 años desde que comenzó el proceso.

El 6 de febrero de 1997 el Congreso ecuatoriano destituyó a Bucaram por “incapacidad mental” para gobernar y declaró vacante la Presidencia de la República.

El expresidente ecuatoriano ha señalado que su destitución se propuso en el Congreso por su “supuesta incapacidad física o mental” sin el “indispensable juicio político” que le permitiera ejercer su “legítimo derecho a la defensa”.