Cuenta atras para la Asamblea

  Actualidad

Cuenta atras para la Asamblea

El trabajo del actual parlamento terminará en 30 días. El oficialismo prefiere no aplastar el acelerador. Según PAIS, habrá continuidad en el siguiente periodo

Imagen referencial.

Cuenta regresiva. A la actual Asamblea le queda un mes de ‘vida’. Los nuevos legisladores, electos el 19 de febrero, tomarán la posta el 14 de mayo, según lo establecido en la Constitución.

En sus últimos 30 días, el segundo poder del Estado tendrá, en el mejor de los casos, ocho sesiones en el pleno –si hay dos debates por semana, como ha sido costumbre hasta ahora– para despachar los proyectos de ley que están pendientes.

Los asambleístas tienen 23 iniciativas que aún están en las comisiones. Algunas ya tienen informe para el segundo debate. Si quisieran aprobarlas todas, ellos tendrían que tratar un proyecto por día, como promedio. O dos o tres por cada sesión de trabajo en el hemiciclo.

Con ese ritmo, llegarían a cumplir el 100 % de la agenda que se plantearon en 2013. Hasta ahora tienen el 80 %.

Sin embargo, los asambleístas de Alianza PAIS –que son mayoría– están tranquilos y prefieren no tener apuro. Las propuestas que no entren en la agenda, dijeron a EXPRESO, serán discutidas por sus nuevos colegas, que también serán mayoría, en la próxima Asamblea.

El legislador por el Guayas e integrante de la Comisión de Gobiernos Autónomos, Octavio Villacreses, está seguro de que “las leyes que hicimos no serán borradas como amenazó la oposición. No veo la urgencia de aprobar todas las iniciativas pendientes”.

Otros creen que es necesario priorizar para cumplir con lo más urgente. El también asambleísta por Guayas y miembro de la Comisión de Educación, Gastón Gagliardo, recalcó que hay 23 ‘reelegidos’ y no hay apuro. “Sería ideal tener una reunión de trabajo con los nuevos legisladores para explicarles cómo quedarán los proyectos”, sugirió.

Para algunos es cuestión de organización. La legisladora de la alianza Manabí Primero-AP e integrante de la Comisión de Relaciones Internacionales, Verónica Rodríguez, coincidió en que “más que apretar el acelerador, es una tema de compromiso. Tendremos continuidad con la próxima mayoría”.

Otros opinan que se debe recuperar el tiempo perdido. La parlamentaria por Los Ríos e integrante de la mesa de Soberanía Alimentaria, Marcia Arregui, reconoció que “la campaña electoral nos quitó tiempo. Aprobaremos los que tienen informe para segundo debate”, dijo. Coincidió con ella su colega de Guayas y miembro de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores, Ángel Rivero. “Hay que trabajar incansablemente luego de las elecciones y cumplir con los proyectos más importantes”, dijo.

No todas las comisiones tienen el mismo ritmo de trabajo. Algunas han producido poco, otras tienen varios pendientes (ver gráfico).

Proyectos más importantes

Paraísos

El proyecto presidencial para la Aplicación de la Consulta Popular sobre los Paraísos Fiscales tiene prioridad. Es un “mandato del pueblo”, que aprobó la consulta popular en las elecciones de febrero, para prohibir que los funcionarios y candidatos a dignidades tengan bienes o capitales en paraísos fiscales.

Amazonía

El proyecto de Ley Especial Amazónica llegó después de cuatro años de discusión y 10 de espera. Es una prioridad para el Legislativo y el segundo proyecto que analiza la Comisión de Biovidersidad. Creará el Fondo para el Ecodesarrollo Amazónico, que se financiaría el 2 % del precio de venta por cada barril de petróleo.

Sector público

El proyecto del código reformatorio a las leyes que rigen el sector público está en la Comisión de los Derechos de los Trabajadores. De acuerdo con la enmienda constitucional, esas reformas son mandatorias para que todos los trabajadores públicos estén cobijados bajo una misma ley.