Cuenca es considerada la capital del sombrero de paja toquilla

  Actualidad

Cuenca es considerada la capital del sombrero de paja toquilla

El tejido del sombrero de paja toquilla, legado de la etnia precolombina Tolita, lo lleva a Cuenca a ser declarada “Capital del sombrero de paja toquilla”.

Azuay. Los artesanos tejen los sombreros en comunidad.

El tejido del sombrero de paja toquilla, legado de la etnia precolombina Tolita, lo lleva a Cuenca a ser declarada “Capital del sombrero de paja toquilla”. “Es que, junto al cuy, el mote y el habla cantarina, el sombrero de paja toquilla es parte de la identidad morlaca”, reseña Gerardo Machado, director del Museo Municipal Casa del Sombrero.

El oficio y arte del tejido nació en la Costa ecuatoriana, particularmente en Manabí con el asentamiento Tolita allá en el año 1500. Pero a finales del siglo XVIII, un grupo de artesanos descendientes de los Tolita, por pedido de Benigno Malo; hombre ilustre de Cuenca, vino a enseñar la habilidad del tejido de la paja toquilla a los cuencanos. Desde entonces el sombrero se convirtió en una joya muy apetecida mundialmente, anotó Gerardo Machado.

Los aprendices fueron hombres de la ruralidad, ahora el arte está en manos de mujeres muy hábiles que a través de talleres se empeñan en masificar y fortalecer el oficio dentro de un proyecto que mantiene el Museo Municipal Casa del Sombrero. Los objetivos son varios; impedir que la tradición desaparezca, fortalecer la producción del sombrero para cumplir con la demanda internacional y generar la posibilidad de establecer microemprendimientos, dijo Ana Ramón, nativa del cantón.

Son tres talleres que se dictan al año para formar a unas 300 nuevas artesanas en el tejido de sombrero de paja toquilla, anotó Ana Ramón, quien cada mañana, muy temprano, junto a doce mujeres se aplican afanosamente en el aprendizaje del arte.

Ahí, entre pilas de paja toquilla; unas blancas y otras de colores, estuvo Rosa Landy, una de las aprendices que muy motivada expresó que en tres días estará listo su primer sombrero. Como parte del curso, al finalizar el aprendizaje del tejido, se dictan cursos sobre acabados y accesorios para sombreros. (F)

Patrimonio inmaterial

El 5 de diciembre del 2012, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró al tejido del sombrero de paja toquilla, “patrimonio inmaterial de la humanidad”.

Para Juan José Paredes, uno de los cinco mayores exportadores de sombrero de paja toquilla, la declaratoria es un “valor agregado.