Arriba los cuellos altos

  Actualidad

Arriba los cuellos altos

Las francesas los aman y las fashionistas de todo el mundo también. Los tradicionales cuellos altos (halter y tortuga) están presentes en blusas y vestidos.

Aunque son mayormente usados en lugares fríos, también se pueden usar en climas tropicales.

Las francesas los aman y las fashionistas de todo el mundo también. Los tradicionales cuellos altos (halter y tortuga) están presentes en blusas y vestidos. Incluso, las mejores pasarelas de la última temporada de desfiles, los han incluido en sus looks. Sobre ellos, la diseñadora de modas y asesora de imagen Stefanía Muirragui acentúa que son prendas básicas del armario porque se pueden usar a toda edad y son adaptables a cualquier ocasión. La experta explica las diferencias y da algunos tips:

Tortuga

Tuvo su auge en la década de los 60 y 70, y recibe ese nombre al ser comparado con la forma en cómo la tortuga esconde su cabeza debajo del caparazón. Este estilo cubre absolutamente todo el cuello y la tela tiende a ser más larga para lograr doblarla en dos. Aunque es mayormente usado en lugares fríos, la experta recalca que en climas tropicales puede adaptarse con telas livianas como el algodón, chifón, jersey y seda.

Va bien para personas con cuellos largos porque los estiliza más, pero si es pequeño, puede optar por un diseño que no llegue totalmente a la barbilla. Combínelos con todo tipo de outfits desde un jean clásico para un look informal hasta una falda de seda o blazer para eventos formales. Son favorecedores en prendas ceñidas al cuerpo u oversized (de gran tamaño).

Halter

Causó furor en la moda en los 90’s. Es un escote que llega hasta la clavícula y deja los hombros al descubierto. No favorece a las personas de contextura gruesa o con el cuerpo en forma de triángulo invertido (mucho busto y espalda anchas) porque amplía visualmente mucho más la parte superior.

Al hablar de los accesorios, Muirragui recomienda usar opciones sobrias en la parte superior (aretes y collares) y dar preferencia a las zonas no tan sobrecargadas, con anillos y pulseras. Con los diseños halter y tortuga si luce una coleta alta o cabello recogido, dará la apariencia de un cuello mucho más alargado.

Colores y estampados

Ambos tipos de cuellos son el punto focal del vestuario y se puede lucir con estampados (animal print, geométricos y abstractos) o tonos monocromáticos, dice Muirragui. A las personas de contextura gruesa les conviene optar por colores oscuros y evitar estampados horizontales porque agrandan más la figura. Para la noche, el dorado o plateado son las tonalidades más usadas.