Cuatro muertos por atropello en Estocolmo

  Actualidad

Cuatro muertos por atropello en Estocolmo

El primer ministro sueco, Stefan Löfven, anunció que se habían reforzado los controles fronterizos del país. “Suecia fue atacada” y “todo apunta a un atentado terrorista”, dijo.

Auxilio. Servicios de emergencia en la zona del atentado en Estocolmo.

Cuatro personas murieron y 15 resultaron heridas ayer en el centro de Estocolmo en un atentado con camión, indicó la policía, que anoche seguía buscando al conductor.

El primer ministro sueco, Stefan Löfven, anunció que se habían reforzado los controles fronterizos del país. “Suecia fue atacada” y “todo apunta a un atentado terrorista”, dijo.

El ataque ocurrió poco antes de las 15:00 cerca de unos grandes almacenes, Åhléns City, en el cruce entre una de las calles peatonales más frecuentadas de la capital, Drottningsgatan, y una de las principales arterias de la ciudad, Klarabergsgatan.

El vehículo, que había sido robado, se empotró contra la fachada de una tienda tras arrollar a los peatones, y los socorristas atendieron a los heridos en el lugar del ataque.

Un hombre, de quien no se reveló su identidad, fue detenido, pero no se trata del chofer sino, al parecer, de un varón con capucha negra, grabado por una cámara de seguridad cerca del lugar del atentado.

Varios testigos describieron escenas de terror y de pánico.

“Hizo el mismo ruido que una bomba que explota y empezó a salir humo de la entrada principal”, declaró un testigo, Leander Nordling, de 66 años.

El centro de la ciudad se vació: las tiendas cerraron sus puertas y los habitantes regresaron andando a sus casas, después de que la policía lo pidiera para evitar aglomeraciones.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, afirmó que el ataque en Suecia era un ataque contra “toda” la Unión Europea.

El presidente ruso, Vladimir Putin, afirmó que “los rusos lloran con el pueblo sueco”, días después de que un atentado, aún no reivindicado, dejara 13 muertos en San Petersburgo.

Suecia solo había sufrido un atentado hasta la fecha, en diciembre de 2010, cuando un kamikaze se hizo explotar en la misma calle de Estocolmo dejando heridos leves. AFP