Actualidad

Cuarteto de Nos, con todos sus monstruos fuera

La banda uruguaya está de paso en el país por sus presentaciones en Quito y Guayaquil. Con su música exponen a las bestias cotidianas.

Este grupo de rock uruguayo se formó en 1984. En 1986 presentaron su primer EP. Actualmente tienen 15 álbumes de estudio. En su actual formación están Roberto Musso, Gustavo Antuña, Santiago Tavella, Álvaro Pintos y Santiago Marrero.

Durante más de 30 años la composición y los instrumentos han sido sus mejores armas para combatir sus ideas y sus miedos.

Cuarteto de Nos mantiene afinadas sus guitarras y cargadas sus balas para contraatacar por última vez a su Apocalipsis Zombie, lleno de monstruos idealistas, que hasta mañana los mantendrá en la batalla antes de entrar de lleno al proceso de grabación.

El grupo uruguayo está en Ecuador en las últimas fechas de su gira 2018. Ayer se presentó en Guayaquil y hoy tiene programado hacerlo en Quito, antes de viajar a Bogotá para su presentación de mañana.

Roberto Musso y Álvaro Pintos conversaron con EXPRESIONES de toda esta experiencia de dejar sus monstruos fuera.

¿Al momento de crear sus canciones, ponen más atención a lo que pasa en la sociedad o a las voces que resuenan en sus cabezas?

R: Y bueno, ha ido cambiando mucho. Por lo general es estar atento a lo que nos pasa como sociedad y a nosotros como seres humanos. Cuando empezamos a hacer canciones teníamos 17 años, entonces ahí te movilizan cuestiones distintas. A mí (Roberto) me encanta escribir desde mi edad biológica, eso me ha dado una apertura mucho más grande con respecto a la diversidad de temas de los que hablar.

Y al cambiar y crecer y tener temas que llevan tantos años, ¿hay alguno que les cause recelo o pena tocar o que ya no esté en el mismo estilo de ustedes?

S: No lo creo, porque igual desde siempre hemos tenido este estilo teatral para componer, para presentarnos. Mezclábamos muchas cosas cuando éramos chicos, pero no nos avergonzamos. Era demasiado divertido. Teníamos nuestro propio lenguaje, incluso visual, con filmes hechos por nosotros especiales para el show.

R: Igual, no se puede sacar el contexto social en el que crecimos. Hay canciones de nosotros que tienen unos 25 años y que en ese entonces tenían su por qué, sobre todo por la generación que venía de una dictadura militar. Y quizá lo que pasa ahora es que nuestro público más joven no concibe esas ideas que cantábamos. Igual, todo esto ha sido nuestro sello distintivo.

¿Cada cuánto sienten la necesidad de crear cosas nuevas?

S: Roberto es muy obsesivo y creativo. Y por otro lado, nosotros nos aburrimos demasiado rápido. Las canciones nos gusta tocarlas, pero no tenemos eso de tocar todas con las que nos fue bien. Por suerte, las favoritas de la banda son las que se volvieron hits en el público.

¿Algún tema social que creen que se les escapa?

R: Nunca fuimos una banda de bajar línea directa. Estábamos en una sociedad hiperpolitizada y nos gusta guardar distancia. Nuestro discurso social está entramado, combinado, pero nunca es una máxima de ideas políticas o similares. Incluso nos pasa que las personas toman las letras tan a su interpretación que se vuelven muy personales y lejos de lo que nosotros pensamos.

Los monstruos y bestias son la metáfora de su último disco. ¿Alguno representa en concreto a toda la problemática actual?

R: Y bueno... para mí que está como repartido en los males actuales y nosotros mismos. ¿Quién no se sintió como un zombi o quiso ser el hombre invisible? Todos tenemos un poco de bestia, que cuando menos lo esperas aflora. Estos personajes representan a la humanidad deshumanizada que vivimos ahora.

También dijeron:

“Ha sido increíble lo que ha pasado con este disco. Pensé que sería más distante su relación con los monstruos, pero en los shows todos se dicen zombis”.

“Las canciones que le gustan a la gente son nuestras favoritas”.

“Estos conciertos en Ecuador son una deuda pendiente. Siempre es bueno presentar un show solo y en un teatro. Somos más nosotros”.

“Bogotá es uno de nuestros públicos más grandes, quedando atrás México y
Venezuela”.

El dato extra:

No tienen ganas de parar ni para vacacionar. La máquina creativa está en marcha y ya se encuentran en el proceso de su nuevo disco, aún sin nombre, pero que presenta un nuevo estilo de creación.

“Eso de la banda de rock que te saca un disco cada cuatro años, porque sus integrantes se encierran a componer, ya no pasa. Los tiempos que corren te determinan más inmediatez, estar más presente. De hecho, nosotros estamos probando con canciones nuevas sin tener terminado el disco. Tuvimos un cambio en esta vuelta a los estudios, estamos experimentando esto de grabar tema por tema mientras vamos de gira, probando cosas nuevas. Ahora haremos canciones con diferentes productores, y como ya había temas compuestos y no queríamos parar, entramos en este proceso. Vamos a tener seis canciones terminadas para este diciembre”, explicaron.