Criterios divididos por los parquimetros en La Puntilla

  Actualidad

Criterios divididos por los parquimetros en La Puntilla

Ha transcurrido un año y medio desde que en La Puntilla se implementaron los parquímetros, sistema que se encuentra en la fase de plan piloto.

Implementación. Los parquímetros fueron instalados en los primeros dos kilómetros de la parroquia La Puntilla, con criterios a favor y en contra.

Ha transcurrido un año y medio desde que en La Puntilla se implementaron los parquímetros, sistema que se encuentra en la fase de plan piloto.

Son 424 dispositivos instalados en 781 áreas de parqueos que están habilitadas, por el momento, en los primeros dos kilómetros de la parroquia satélite de Samborondón.

Pese al tiempo de prueba, hay usuarios que desconocen su utilización, por lo que requieren de explicación de un oficial de parqueo.

También hay criterios divididos por la aplicación de los equipos de control. Están los que consideran que es prematuro ponerlos en práctica; y quienes sostienen que hay más espacio para estacionarse.

Elina Alvarado se quejó por las dificultades que tiene para estacionarse cerca de su oficina, situada en Entre Ríos.

Ahora debe madrugar para ganar un espacio y contar con al menos 8 dólares para que su automotor permanezca parqueado hasta cumplir con su jornada laboral.

La tarifa mínima es de 25 centavos, por 15 minutos de uso; y un dólar, por la hora.

Pero conductores como Guillermo Mosquera opinan que debería ofrecerse al menos 5 minutos de gracia. “No parece justo pagar tan solo por recoger a una persona”, enfatizó.

Además de novedoso, para Gino Olmedo, el sistema ofrece una mayor seguridad, por la presencia de agentes.

A criterio del residente Franklin Montoya, la implementación de parquímetros permite que haya más espacios para los vehículos.

El gerente general de la Empresa Pública de Movilidad, Carlos León, manifestó que la función de un parqueo público es de rotativo tarifario, “por lo tanto, no está para beneficio de ciertas personas, sino de la comunidad”, remarcó.

Señaló que la concesionaria Parqueo Positivo es la que invirtió en mantenimiento, logística y equipos. “El Municipio cobra mensualmente a la empresa por la utilización de los espacios”.

León duda de que se concrete la implementación de grúas o inmovilizadores, pues aquello conlleva a invertir más.

“Significaría una fuerte inversión para el Municipio de Samborondón en la adquisición de grúas y de un canchón”, expresó.

Sus declaraciones aluden a las inquietudes de usuarios sobre el posible destino de los vehículos que incumplan con el pago del parquímetro.

“Estamos en fase de prueba, y la notificación es para recordar lo que podría darse. No hay nada concreto”, reiteró.