Actualidad

Cristina Ortega: retrato de una nueva reina

Cristina Ortega: retrato de una nueva reina

Cuenca, la cuna de artistas, eligió a Cristina Ortega como la nueva mujer que gobernará, no social ni ejecutivamente, la belleza de todas las cuencanas habidas y por haber.

Cuenca, la cuna de artistas, eligió a Cristina Ortega como la nueva mujer que gobernará, no social ni ejecutivamente, la belleza de todas las cuencanas habidas y por haber.

A pocas horas de su elección, SEMANA realizó junto a ella una espectacular producción en la que el jardín de la mansión Alcázar, la timidez y el florecimiento de la nueva reina, complementados con los atuendos de diseñadores guayaquileños como Amparo Gomez y Ornella Lebed, agrietaron el cielo y una lluvia roció suavemente todo.

Quizá Cristina ya se sabía triunfadora. Desde el momento en que respondió que concentrará su energía en brindar asistencia social a madres adolescentes y que ayudará en la prevención de embarazos en menores de edad, caminó hacia el costado derecho, brillante y púrpura del escenario, con una elegancia rígida, sin puntos flacos, apretando entre las muelas la victoria.

Cristina Ortega nació hace dieciocho celebraciones del grito de la independencia nacional, el 10 de agosto del 2000, y es el resultado de una madre devota de la educación antigua en la que aprender lengua era tan importante como saber terminar lo que se empieza. Al igual que las clases de ballet y básquet que tomó de pequeña.

Decidí ser reina por la necesidad que atraviesan muchas personas”, confiesa, narrando luego que milita como voluntaria de la Escuela de Educación Especial Adinea y del orfanato Tadeo Torres, porque “ser una figura pública te da más posibilidades para ayudar”.

Su madre, Priscila Castro, recuerda que llevó a Cristina hasta ese mundo de narices respingadas y vestidos llenos de piedras. “Al salir de una reunión con la directora de una de las fundaciones donde ayuda, saber la situación económica y cómo afectaba a los beneficiarios, cruzó la puerta y lo primero que dijo fue: ¿qué podemos hacer?”.

Tras investigar a la Fundación de Cuenca y la responsabilidad social detrás de ella, lo supo. Sin un pasado lleno de sesiones de fotos, diseñadores apostando por ella o cultura de los reinados de belleza, decidió que participar era el primer paso para ayudar y ganarlo era el primero, pero para ayudar más. Sabiéndose útil. No hermosa, sino servicial.

Que no se trata sobre la belleza, sino de qué se hace con ella, dice. Que para ser reina se debe estar dispuesta, no preparada. Que luego de esto, “no más reinados”. Que tiene un ejército de soldados dentro del pecho que la obligan a ver por los demás, dice también su madre, quien la describe callada, discreta, “de quienes habla lo que tiene y observa lo que debe”.

Aquella noche vinieron luego las felicitaciones del alcalde de Cuenca abrazándola y las miles de fotos y las otras reinas abrazándola en una avalancha. El vestido de Cristina Ortega, plateado, luminoso, con lentejuelas y corte de sirena, no brilló tanto como su sonrisa.

Rutina de belleza

Cristina ha confesado que no tiene pasos ceremoniales para mantener un cutis de poros amables y piel tersa. Solo le basta usar “cremas humectantes de cualquier tipo y bloqueador solar”. No usa tratamientos capilares, solo aquellos producidos por sus manos. “Yo misma hago las mascarillas para mi cabello ya sean de huevo, yogur o vinagre de manzana”, comenta. Y en cuanto a maquillaje, lo prefiere “sencillo”, porque “eso debe ser un complemento, no una necesidad”.

“Cuenca está llena de gente trabajadora y lugares preciosos. Lo es todo para mí”

Personal

- Tiene 18 años.

- Planea estudiar Ingeniería de la Producción y Operaciones en la universidad.

- El tenis es su pasatiempo habitual. Y entonar el ukelele es el nuevo.

- Amante de la música (por su padre) y de la cocina (por su madre).

CRÉDITOS. Fotos: Vanessa Tapia. Producción y estilismo: Vanessa Tapia y Jeffrey Véliz. Maquillaje y peinado: Mayra Arias (@mayilejandra). Vestuario: Ornella Lebed (@ornella.lebed), Amparo Gómez (@amparogomezofficial), Veranera (@veranera.ec). Accesorios y zapatos: De Prati (C. C. Plaza Navona). Locación: Mansión Alcázar (wwww.mansionalcazar.com).