Actualidad

CREO, PK, ID: juntos pero sin mapa

No hubo acuerdos para conformar las comisiones legislativas. CREO y Pachakutik persiguen las mismas presidencias. Guadalupe Llori instaló la sesión y la suspendió de inmediato.

Esteban Torres en el salón del Pleno, 18 mayo 21
Reunión. El asambleísta Esteban Torres, de las filas socialcristianas, se queda solo en el pleno de la Asamblea una vez suspendida la sesión de ayer.Henry Lapo / EXPRESO

Si tardaron un día en ponerse de acuerdo para nombrar a la nueva presidenta de la Asamblea Nacional, bien pueden tardar otro (o quizá más) para designar la lista de integrantes y presidentes de las quince comisiones parlamentarias permanentes. Ayer Guadalupe Llori suspendió, ni bien acabada de instalar, la sesión convocada para ese efecto. Obvio: entre las bancadas que conforman la nueva mayoría (CREO, Pachakutik e Izquierda Democrática) no existe acuerdo programático alguno, menos aún un consenso sobre cómo repartir las comisiones legislativas. Socialcristianos y correístas, mientras tanto, a merced de lo que decida la nueva mayoría afrontan la experiencia al borde del ataque de nervios.

El problema es claro y, por el momento, irresoluble: Pachakutik y CREO persiguen las presidencias de las mismas comisiones: Fiscalización, Educación, Biodiversidad… Rafael Lucero, coordinador de PK, añade la de Gobiernos Autónomos y alguna otra. Los gobiernistas, en cambio, según reconoció a este Diario su coordinador, Juan Fernando Flores, aspiran a manejar todas aquellas que resultan claves para la tramitación de los proyectos insignia de su plan de gobierno: Régimen Económico porque ahí se debaten los presupuestos; Relaciones Internacionales por los acuerdos de integración económica que se quiere concretar; Derechos de los trabajadores para impulsar la reforma laboral que piensa proponer el gobierno; Salud por el plan de vacunación contra la COVID; Soberanía Alimentaria por los planes de desarrollo del sector agrícola… Demasiado pedir para un bloque que no tiene ni 15 asambleístas, piensan en Pachakutik. Por eso Flores insiste en que habla a nombre de la bancada del Acuerdo Nacional, que incluye a una docena de independientes.

Henry Kronfle y César Rohon en la sesión inaugural de la Asamblea Nacional, 14 de mayo de 2021

Estrepitosa derrota del PSC y el correísmo

Leer más

En cuanto a Fiscalización, una comisión clave en todas las legislaturas, el independiente Fernando Villavicencio reveló a este Diario que fue invitado por el propio presidente electo, Guillermo Lasso, para presidirla. Su intención es llevar allá a un grupo de expertos investigadores (entre los cuales figuran algunos de los periodistas que han formado equipo con él durante años) para seguir la pista de los cien mil documentos sobre la corrupción gubernamental de los últimos catorce años que él dice tener en su poder. Su objetivo no será levantar juicios políticos sino derivar casos a la Fiscalía. Sin embargo, Pachakutik persigue también esta comisión, aunque por el momento se reserva el nombre de su candidato a presidirla.

Ayer martes por la mañana, luego de una sesión relámpago en la que el Pleno no consiguió los votos para ratificar en su puesto al secretario Javier Rubio, las negociaciones para el reparto de las comisiones se pusieron al rojo vivo. Por momentos parecía que habían sido convocados para eso, más que para elegir nuevo secretario. Al mediodía, el socialcristiano Esteban Torres denunció que su partido había sido excluido de todos los posibles acuerdos, y dijo estar dispuesto a hacerse cargo de lo que les den: aunque sea la “comisión de aseo”, bromeó.

“Torres no es coordinador de bloque, por eso no está enterado”, salió al paso Juan Fernando Flores. Faltando dos horas para la sesión, que estaba convocada para las tres y media de la tarde, el coordinador del bloque oficialista hablaba como si todo lo tuviera resuelto. “Solo estamos esperando una respuesta de UNES y el PSC”, dijo a EXPRESO. Dicha respuesta debía darse en el marco de una reunión de jefes de bloque que nunca tuvo lugar. Dallyana Passailaigue, coordinadora de la bancada socialcristiana, confiaba en que la integración de las comisiones enmendara lo que, a su criterio, fue “un derecho violentado”: la exclusión de su partido del Consejo de Administración Legislativa (CAL). Sin embargo, llegó la hora señalada para la sesión y nada se había resuelto. CREO y Pachakutik parecían mantener irresuelto su interminable tira y afloja mientras los demás continuaban en la expectativa.

Correístas y socialcristianos estallaron al unísono cuando Guadalupe Llori deshizo la sesión y la volvió a convocar para el día siguiente (miércoles) a las diez de la mañana. Mientras ellos protestaban, los demás abandonaron el salón plenario con una rapidez que ya se querrían para entrar. En cuestión de minutos, el socialcristiano Esteban Torres quedó solo con su celular en un salón vacío. Al cierre de esta edición, coordinadores de bloque habían sido llamados, ahora sí, a participar en una reunión a puerta cerrada en el despacho de la presidenta.

guadalupe llori

Lasso se sacó el chantaje de encima

Leer más