El costo de volver a levantarse

  Actualidad

El costo de volver a levantarse

Guayas es la segunda provincia que más recursos aportó a la reconstrucción de Manabí y Esmeraldas luego del terremoto.

Reparación de la fachada del museo de Bahía de Caráquez.

El aumento de impuestos dio sus frutos. La reforma tributaria, aprobada tras el terremoto del 16 de abril de 2016, recaudó 1.472,7 millones de dólares, en un año. Guayas fue una de las provincias que más dinero juntó para aportar a la reconstrucción de las zonas afectadas de Manabí y Esmeraldas.

Según el último informe del Servicio de Rentas Internas (SRI) sobre la recaudación por denominadas “contribuciones solidarias”, Guayas generó 449,2 millones de dólares. Es decir, 30,5 % del total cobrado por el alza de impuestos. Pichincha ocupa el primer lugar con 757,7 millones de dólares. Juntas suman el 81,9 % del dinero de la reforma.

¿Qué cambio generó más ingresos? El incremento de dos puntos porcentuales en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) se lleva el sitial de honor. Desde el 1 de junio de 2016, y hasta el 29 de mayo de 2017, se obtuvieron 681,9 millones de dólares. De ese monto, 223,2 millones salieron de Guayas.

Ese fue, además, el único incremento que se mantuvo vigente hasta el 31 de mayo de este año. El resto de reformas terminó su recaudación, según el director general de Rentas, Leonardo Orlando, a inicios de 2017.

El titular de Rentas se refiere, por ejemplo, al cobro adicional sobre las utilidades que se implementó. La medida generó 365,5 millones de dólares. Fue el segundo monto en recaudación a escala nacional.

En orden, el tercer lugar en generación de recursos fue para el cobro extra sobre el patrimonio de las personas que tenían más de un millón de dólares. De ahí surgieron 209,6 millones de dólares. Guayas entregó 48,8 millones de dólares por ese concepto.

En el otro extremo está el día de salario donado. La medida, que estableció una tabla para donar un día de sueldo de todos los ciudadanos, sumó 64,9 millones de dólares.

El informe del Servicio de Rentas especifica, además, que del total obtenido, 1.383,7 millones fueron pagados en efectivo. El resto, 88,9 millones, se pagó con “otras formas”.

Para analistas y la oposición, más allá de lo obtenido, lo importante es que los fondos hayan sido bien utilizados. Sobre todo, dicen, considerando que días antes de dejar el poder, el expresidente Rafael Correa anunció que llegarían 1.000 millones de préstamo de China para la reconstrucción.

La Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes) destacó que la contratación de nuevos préstamos, que todavía no ingresan a las arcas fiscales, son una muestra de la ineficiente planificación.

Desde la Asamblea, en cambio, los miembros de la oposición exigen una fiscalización para conocer cuál fue el destino de los ingresos.

La zona afectada mantiene los incentivos

La Ley de Solidaridad tenía, además de los incrementos de cuatro impuestos y una donación de salarios, incentivos para las inversiones y negocios en Manabí y Esmeraldas. Esas medidas continúan en vigencia, según el director del SRI, Leonardo Orlando.

Desde el 20 de mayo, cuando entró en vigencia la normativa, fija, por ejemplo, exenciones aduaneras y del Impuesto a la Salida de Divisas para importaciones que se hagan en las zonas afectadas.

Otro beneficio es que las nuevas inversiones en Manabí y en las zonas afectadas de Esmeraldas no pagarán Impuesto a la Renta durante diez años. En casos como hoteles se fijaron beneficios de hasta diez años, según Rentas.

Los incentivos incluyeron, además, la exoneración del pago de las cuotas del Rise que salieron hasta el 31 de diciembre de 2016. Para este año, las cuotas se bajan a la mitad.