Coronavirus: La pandilla Mara Salvatrucha toma rol protagónico para evitar la expansión del virus

  Actualidad

Coronavirus: La pandilla Mara Salvatrucha toma rol protagónico para evitar la expansión del virus

No solo reparten víveres en los barrios de El Salvador, sino que además advierten y golpean con bates a los que incumplen la cuarentena

pandilla1
Los miembros de pandillas entregaron víveres en varios barrios.RT

La noticia es alentadora. El Salvador celebró una hazaña histórica al no registrar, en dos días seguidos, un solo homicidio el mes pasado. Los crímenes cayeron de 114, en febrero, a 65 en marzo.

El declive de muertes violentas en este país centroamericano no es una tregua entre pandillas o una nueva estrategia policial, sino una cuarentena nacional de semanas para frenar la propagación del coronavirus.

En esto tienen que ver las pandillas callejeras que durante mucho tiempo han aterrorizado a El Salvador, al desviar su atención de la extorsión y los asesinatos a un asunto más apremiante: imponer restricciones de distanciamiento social, a menudo mediante amenazas y golpes con bates de béisbol a quienes no acaten la orden.

Según el diario Los Ángeles Times, las pandillas asumieron su papel de matones de la salud pública después de que el presidente de esa nación, Nayib Bukele, ordenó cuarentena de 30 días, que comenzó el 22 de marzo pasado.

A1-5952920 (15952920)

Luisa Delgadillo: "Soy una sobreviviente del COVID-19"

Leer más

Se ha llegado a decir, que en muchas partes del país, estas bandas son más efectivas que las autoridades gubernamentales, con tácticas que incluyen hacer circular vídeos en las redes, para amenazar a las personas que violan las reglas. “No queremos ver a nadie en la calle”, afirma una grabación. “Si sales, será mejor que sólo vayas a la tienda, y que uses una máscara facial”.

“La gente no le tiene miedo a la policía, sino a la pandilla

Miguel, repartidor salvadoreño de 25 años

Las pandillas también realizaron videos que muestran cómo sus miembros enmascarados golpean a quienes no se adhieren a la cuarentena.

En San Salvador, la capital de la nación, las calles están completamente vacías. El día en que comenzó el bloqueo nacional, los pandilleros en un vecindario controlado por la Mara Salvatrucha advirtieron a los residentes que obedecieran las reglas. “Dijeron: No queremos el virus aquí", reveló Miguel, un repartidor del vecindario, de 25 años de edad. “La gente no le tiene miedo a la policía, sino a la pandilla”, remarcó.

Por ahora, las pandillas parecen dispuestas a aceptar algunas pérdidas. En un vecindario controlado por una rama de Barrio 18, en San Salvador, los sicarios no solo repartieron víveres sino que además le dijeron a pequeños empresarios y a los taxistas que están exentos de pagar sus tarifas de extorsión, conocidas como renta, mientras dure la cuarentena.

Pero no está claro cuánto durará la nueva tregua. “Una vez que termine la cuarentena, deberán pagar lo que deben”, afirmó un barbero del vecindario, que pidió ser identificado sólo como Rafael. “Creo que los homicidios van a aumentar después de la cuarentena porque la pandilla no va a perdonar las deudas, y matarán a quien no pague”.

mara
Las pandillas advierten a la población no salir de sus casas.RT

Por su parte, el portal de noticias Rusia Today (RT) consultó con dos funcionarios del gobierno acerca del rol protagónico de las pandillas en esta pandemia, pero dijeron no estar autorizados para hablar. Pese a que medios extranjeros con Clarín o Los Ángeles Times han cuestionado la violencia ejercida por la MS-13, el presidente Bukele, hasta ese entonces no había escrito un solo tuit.

Muchas dudas quedan respecto al rol protagónico de una de las pandillas catalogada como la más peligrosa, por ejemplo, ¿quién facilitó a una de sus ramas, Barrio 18-Sureños, los víveres que repartieron en sus canchas?