Actualidad

Coronavirus: desde el lunes la Fiscalía suspende la asistencia de su personal

La medida fue adoptada por las autoridades de la entidad debido al aumento de casos de contagios de coronavirus

FISCALÍA
La Fiscalía dispuso que su personal ya no asista a las dependencias del organismo en el país desde el lunesKarina Defas

El incremento de casos confirmados de contagios por Covid-19, motivó a la Fiscalía a suspender la asistencia de su personal administrativo y misional, a las dependencias a escala nacional, excepto en flagrancia.

La disposición operará desde el próximo 23 de marzo y será hasta nueva orden. Según la orden, el personal administrativo y los funcionarios inmersos dentro de los grupos vulnerables seguirán con el teletrabajo.

Para los funcionarios de carrera misional, fiscales, secretarios, asistentes, la Fiscalía pidió mantenerse atentos a las resoluciones de la Corte y la Judicatura para no incurrir en caducidades de prisiones preventivas o en prescripciones de acciones penales. 

El viernes la Corte hizo un llamado a los ecuatorianos a acatar las disposiciones de las autoridades y a quedarse en los hogares para reducir los riesgos de contagio del Covid-19.

Para quienes laboran en flagrancia la disposición es seguir con la atención de 24 horas los siete días de la semana pero bajo la modalidad de turno domiciliario, por llamadas o por otros medios telemáticos.

El pedido a cada fiscal provincial es el de dotar de los insumos sanitarios para disminuir el posible riesgo de un contagio.

Al equipo de flagrancia dispuesto en cada turno se le indicó que, además de despachar sus audiencias, den paso a los actos propios del procedimiento directo que podrá hacerse desde sus domicilios.

Para quienes incumplan los sistemas de turnos se advirtió con el inicio de procesos administrativos. 

Al menos 10 entidades del sector justicia y del sector tributario suspendieron la asistencia de sus personal debido a la emergencia motivada en la pandemia del coronavirus que ya deja en el país 506 casos confirmados. 

La mayoría de ellos se ubica en Guayas, provincia que podría pasar a ser una zona especial de seguridad, en caso de que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) apruebe la iniciativa que alistan las Fuerzas Armadas para controlar la expansión de la pandemia.