El control en Quito se refuerza con comandos

  Actualidad

El control en Quito se refuerza con comandos

Los militares de la Brigada de Fuerzas Especiales Patria de Latacunga salieron a patrullar desde ayer. Operarán en zonas conflictivas

COMANDOS BRIGADA PATRIA5
Unos 150 comandos de la Brigada Patria de Latacunga patrullan desde el lunes sectores conflictivos de la capital. Cortesía

Los casos confirmados de coronavirus han aumentado en Quito a pesar de la las restricciones de movilidad y las medidas de prevención. El número de personas fallecidas por posible COVID-19 en Quito es de 91. Los cadáveres recogidos en domicilios o por desplome en las calles ayer aumentaron a 12.

Las aglomeraciones, desobediencia de los ciudadanos, venta informal, no utilización de mascarillas y delincuencia, aumentaron en los últimos días. Tanto que se hizo necesaria la intervención de miembros de Fuerzas Especiales de la Brigada Patria de Latacunga, en Cotopaxi.

Ayer, alrededor de 150 comandos de ese reparto militar llegaron a Quito para reforzar el apoyo a las instituciones que efectúan controles en las distintas zonas de la capital, en donde se registran aglomeraciones. 

Las labores iniciaron en los sectores de Ajaví, Chiriyacu, La J, Solanda, Martha Bucaram, en donde los ciudadanos que cumplen sus cuarentenas en sus domicilios, aplaudieron el control de los militares. Es precisamente en esos sectores en donde la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus no le puso fin a la desobediencia, informalidad y desorden.

La delincuencia también se incrementó en esos sectores con robos y asaltos, según los reportes policiales. En varios sitios del sur de Quito, descritos como ‘franja roja’, los militares que patrullan continuamente las calles para verificar que se cumpla el toque de queda, han encontrado grupos de personas circulando en horas no permitidas. A todas les llamaron la atención igual que a otras que no usaban mascarillas.

También retiraron armas blancas a algunos ciudadanos. En otros sectores de menor conflictividad ‘franja amarilla’ los llamados de atención continuaron por el no uso de la mascarilla o por ingerir alcohol en plena la vía pública. Además, durante los controles se encontró a ciudadanos que portaban marihuana, otros que no quisieron colocarse las mascarillas fueron reprendidos y entregados a la Policía.

No faltaron los intentos de agresión a los uniformados. Los autores fueron entregados a la Policía. Desde el inicio del estado de excepción Fuerzas Armadas ha efectuado 3.283 operaciones de control de la restricción de la movilidad en apoyo a la Policía. Cumplieron 918 operaciones de control en centros de rehabilitación en los que hubo al menos siete intentos de motín.

Sus tareas dejaron 22.166 personas aprehendidas, 9.668 vehículos retenidos y 171 locales clausurados. Existen hasta el momento 708 uniformados contagiados, 158 recuperados y cinco fallecidos.

El descontrol en determinadas zonas de la capital motivó el aumento de 400 policías para verificar el distanciamiento social desde el lunes. Hasta los cascos azules de la Policía se han sumado a las tareas según informó el comandante de Policía del Distrito Metropolitano Fausto Salinas. El oficial habló de la posibilidad de más acciones de control conjuntas con Fuerzas Armadas.

En su primer día en las calles de Quito, en sus revisiones, los comandos encontraron armas blancas, ciudadanos que no utilizaban mascarillas y personas en estado etílico, entre otras cosas. Las autoridades de control sancionaron al menos a seis infractores.