Conozca uno de los patrimonios arquitectonicos de Riobamba

  Actualidad

Conozca uno de los patrimonios arquitectonicos de Riobamba

La fachada e interior del edificio de Correos fue restaurado por el Municipio de la ciudad. La edificación está por cumplir un siglo.

Edificio del Correo restaurado es considerado una joya arquitectónica del patrimonio de la Sultana de los Andes.

El edificio de Correos, parte del patrimonio arquitectónico histórico de Riobamba, luce todo su esplendor tras haber sido restaurado por el Municipio de la ciudad.

El pasado 6 de noviembre fue entregada la obra, que tuvo una inversión de aproximadamente cien mil dólares.

La edificación, que está por cumplir un siglo de construcción, es considerada el símbolo de la bonanza riobambeña de la época.

“La restauración la hemos realizado con el firme propósito de recuperar nuestra historia a través del patrimonio, y además, para que sirva como base de la Riobamba en desarrollo que queremos, y que a partir de la historia permita se dinamicen áreas como el turismo”, aseveró Napoleón Cadena, alcalde de la ciudad.

Historia

Construido en 1923 por los arquitectos Luca y Natale Thormen, por encargo de la Sociedad Bancaria de Chimborazo, ha sido sede de varias instituciones: Obras Públicas, Instituto Ecuatoriano de Crédito Educativo y Becas (Iece), Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador (Conagopare), Correos del Ecuador y la Unidad de Gestión Patrimonio del Municipio de Riobamba.

▶Leer: Un monasterio de Quito es cuna de la famosa historia del padre Almeida

“En su restauración se conservó la estructura formal de hormigón armado. El edificio presenta un planteamiento octogonal, posee elementos arquitectónicos que rematan la cúpula y elementos ornamentales que dan el ritmo y caracterización propia a la esquina”, explicó Diego Villacís, director de la Zona 3 del Instituto Nacional de Patrimonio.

Fachada

Dentro de la intervención se recuperó, curó la fachada y se colocó iluminación. En el segundo piso, a más de las oficinas se acondicionó una sala que servirá para muestras de un archivo histórico, y se rehabilitó el reloj de la cúpula, cuyas agujas apuntan a los cuatro puntos cardinales.

“La ciudad está orientada a 45 grados, entonces la cúpula lo está en este sentido. Esto es propio de la interpretación arquitectónica que dejó esta huella importante que se transmite de generación en generación”, añadió Villacís.

Las tradiciones

El edificio muestra su esplendor y fue protagonista de una de las antiguas tradiciones de los riobambeños, Las Noches de Correo, cuando sus habitantes, vestidos con las mejores galas, recorrían la calle principal hasta el inmueble, para preguntar si tenían correspondencia. “Esta lindo, me recuerda cuando mi abuelita nos contaba que salía a las bellas Noches de Correo, como pretexto para entablar relaciones sociales en aquella época”, rememoró Julio Benítez, de 27 años, que apreciaba la nueva iluminación.

Se prevé la activación de la terraza para visitas de turistas, pues posee una privilegiada vista de la ciudad. “Esta herencia que genera orgullo, es parte de la riqueza cultural y patrimonial que han sido trascendentales en el desarrollo de la ciudad y el país, trascendencia de la ciudad que se refleja en los testigos de la historia, y hoy ha sido devuelta y puesta en valor para la estima de los riobambeños”, destacó Patricio Zárate, director de la Unidad de Patrimonio del Municipio.