No confiemos en desconocidos

  Actualidad

No confiemos en desconocidos

Entremos en la zona de candela, donde hay noticias repetitivas que queman porque están manchadas de sangre de víctimas asesinadas por confiadas, hechos ciertos y resonantes como un campanario, no importa citar los nombres ni apellidos, sino las pruebas, errores. Una linda muchacha de Ibarra fue asesinada a cuchillo limpio por su iracundo novio venezolano, que resultó tener antecedentes penales; esposos asesinados por pareja de venezolanos a quienes dieron posada en Milagro; un guayaquileño se enamora perdidamente de una sensual venezolana, la lleva a convivir con él y luego de cuatro meses la joven lo asesina en compañía de una pareja de venezolanos para robarle. Moraleja: asesinados por confiados. No somos xenófobos, consideramos que hay extranjeros buenos y malos, así está conformada la sociedad; ayudamos a muchos dándoles trabajo, ropa, comida, limosnas, alojamiento; los ecuatorianos somos solidarios, generosos, amigueros, enamoradizos; pero no hay que confiar demasiado en quienes recién conocemos, pueden fingir ser buenas personas y resultar lobos con piel de ovejas. A las pruebas nos hemos remitido. La pinta es lo de menos, nuestros compatriotas no deben deslumbrarse por extranjeros con presencia de artistas de cine para exhibirlos, sin medir las consecuencias, sin investigar los antecedentes.

Lic. César Burgos Flor