Condenado por matar a mujer e hijo

  Actualidad

Condenado por matar a mujer e hijo

Tras el crimen, su pareja confesó el lugar en el que había arrojado el cuerpo. Ella estaba embarazada cuando fue asesinada; el sospechoso fue sentenciado a 34 años de cárcel.

El cuerpo fue hallado luego de tres horas de búsqueda en una hondonada de Tandapi.

Hólger Remache fue sentenciado por el crimen de su mujer y del bebé que ella esperaba. Una pena de 34 años y ocho meses deberá cumplir el sospechoso en un pabellón del Centro de Rehabilitación Social de Latacunga, en la provincia de Cotopaxi.

Remache, quien antes del crimen de Marisol Lazo solo mantenía historial judicial por alimentos, se entregó a la Policía el 25 de enero de este año y llevó a los agentes hasta una quebrada de Tandapi, cantón Mejía, sitio en el que la había arrojado tras supuestamente matarla a pedradas.

Luego de meses de pericias e investigaciones, el 7 de noviembre, se instaló la audiencia de juzgamiento. Horas más tarde la diligencia fue suspendida hasta el 18 de diciembre.

Fue así como en una sala del Complejo Judicial de Quitumbe, en el sur de Quito, ese día, un Tribunal dictó sentencia en contra de Remache. Además de prisión, deberá pagar 20 mil dólares a la familia de Lazo como reparación integral.

Lee también: Ecuatoriano destrozado por muerte de su hijo

EL ASESINATO

El domingo 13 de enero de 2019, Lazo y Remache tuvieron un encuentro en una gasolinera. Luego, a bordo de una motocicleta, fueron hasta el río Pilatón.

Sobre el pastizal, mantuvieron relaciones sexuales y cuando ella estaba descuidada, él le habría dado una pedrada en la cabeza.

“Posteriormente tomó una piedra más pequeña y le dio en la cara muchas veces”, confirmó Rodolfo Robayo, fiscal a cargo del caso.

Esos detalles fueron expuestos en la audiencia, en la que se contó con el testimonio de peritos y personas que vieron a ambos en la estación de servicio.

Marisol estuvo desaparecida trece días hasta que Remache –arrepentido– confesó el hecho y la ubicación del cadáver de la madre de sus hijos.

LA RELACIÓN

Robayo detalló que, previo al asesinato, el acusado mantenía una especie de amorío con Lazo.

Hace tiempo, ellos habían estado juntos y eran padres de un muchacho, de 14 años. Sin embargo, se separaron y él comenzó una relación con otra mujer. Tenía dos hijos más con esa persona.

El protocolo de autopsia practicado al cuerpo de Marisol determinó que estaba embarazada de 14 semanas. “Creo que el móvil del crimen fue la presión que sentía el señor por su pareja, sus hijos pequeños y ese nuevo bebé que venía en camino con Lazo”, describió.

Lee también: Policía encontró al recién nacido de chica asesinada en Monte Sinaí

En un principio, el hecho fue tipificado como femicidio, sancionado en el artículo 141 del Código Orgánico Integral Penal, pero durante el juicio el Tribunal cambió la figura a asesinato, asentado en el 140, ya que “no había un historial de violencia o boleta de auxilio” en la relación que mantenía Remache con Lazo.

Incluso el perfil psicológico forense realizado a la víctima habría determinado un vínculo estrecho entre ambos, complementó el fiscal.

Aunque los jueces no encontraron elementos para mantener la figura de femicidio, Robayo sostiene que, pese a que no existía violencia, sí había una relación de poder, hasta podría decir “odio reprimido” por parte del procesado.

De alguna manera, él pudo haberse sentido en una encrucijada con lo del embarazo, la manutención de sus otros hijos y su relación con la otra mujer, aseguró el funcionario de Fiscalía.

Esta sentencia aún no se encuentra ejecutoriada.

html