Actualidad

El Estado fue condenado por discriminacion militar

El Ecuador fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) por un caso de presunta discriminación en las Fuerzas Armadas. El Estado deberá pagar unos 400.000 dólares y ofrecer disculpas públicas, dice la sentencia de la CorteID

Caso. El hecho se habría registrado en el reparto militar de la Shell, en Pastaza, en noviembre de 2000.

El Ecuador fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) por un caso de presunta discriminación en las Fuerzas Armadas.

El Estado deberá pagar unos 400.000 dólares y ofrecer disculpas públicas, dice la sentencia de la CorteIDH.

El caso Homero Flor Freire contra el Estado se inició en el 2000. Según se detalla en la sentencia, Flor ingresó a la Fuerza Terrestre como subteniente de Caballería Blindada el 7 de agosto de 1992. A su separación del Ejército era teniente en Cuarta Zona Militar.

En el documento se recogen dos versiones del caso registrado el 19 de noviembre de 2000, en el Fuerte Militar Amazonas, en Shell, Pastaza.

Según la primera versión, algunos militares afirmaron que habrían visto a Flor y a un soldado teniendo relaciones sexuales, en la habitación del primero. Esa versión fue la acogida en las decisiones del caso.

La versión de Flor fue que ese día encontró a un soldado en estado de embriaguez y para proteger su integridad lo dejó en la prevención a cargo de los oficiales de guardia. El soldado habría tratado de regresar al lugar de la fiesta y, por ello, lo llevó a su habitación que tenía dos camas para que duerma. Lo siguiente fue el ingreso de un mayor a su habitación y el inicio de sus problemas.

Según la CorteIDH, la parcialidad en el proceso disciplinario y la baja de manera discriminatoria causaron cambios sustanciales en la vida profesional y privada de la víctima, así como afectaron su honra y reputación.

Flor era casado y tenía una hija. La discriminación le significó el divorcio y problemas económicos. MCV