El concierto del ano no pudo ser retratado

  Actualidad

El concierto del ano no pudo ser retratado

El más esperado. Casi un año de expectativa finalmente culminó el sábado en el Estadio Olímpico Atahualpa de Quito. El ícono de la música moderna, Bruno Mars, hizo una parada en Ecuador como parte de su 24 K Magic World Tour. ¿El resultado? Un conciert

El concierto del año no pudo ser retratado

El público, que llegó desde las 18:00, permaneció de pie desde que arrancó el espectáculo, dos horas más tarde.

Pese a la emoción, DNCE fue solo el abreboca para un espectáculo sin precedentes en el país. 790 luces, dos pantallas high definition gigantes y juegos pirotécnicos estaban listos para recibir a la estrella de la noche. A las 21:26, Bruno Mars apareció en la tarima.

Diana Llanos (15 años) esperó ese momento desde febrero, cuando sus padres le confirmaron que “por regalo de Navidad” viajarían desde Guayaquil para el concierto. El obsequio, dijo a EXPRESIONES, valió la pena. Diana y su madre no vinieron solas. Cinco amigas de la joven se sumaron al viaje. Al terminar el concierto, a las 23:09, salieron en una furgoneta que las llevó de vuelta a su ciudad. La historia de Diana y sus amigas se repitió con varios grupos de amigos que llegaron desde Guayaquil y Cuenca. Ellos canjearon sus preventas, según contaron, la semana pasada. Y el sábado dejaron Quito con la satisfacción de ver y escuchar a su ídolo.

Mars cantó y encantó. Entre Treasure y Take the long way home, habló español y dijo que “quería mucho a sus chiquitas” de Ecuador. Uno de los momentos más aplaudidos de la noche. La emoción continuó con fuegos artificiales que acompañaron las casi dos horas de música del ganador de nueve American Music Awards 2017. Él y sus coros -todos vestidos con camisetas de la gira, pantalones negros y zapatillas blancas- interactuaron con el público que solo tomó asiento para escuchar la romántica When I was your man. Besos, lágrimas y luces de los teléfonos celulares fueron la escena constante entre los asistentes.

El ánimo de fiesta regresó con The way you are y culminó con Uptown funk. El hit de Mars cerró el concierto al que solo le faltó Lazy song. Otro éxito del artista que no sonó en Ecuador. La canción hizo falta, dijeron los asistentes, pero no modificó la alegría de ver a uno de los músicos más influyentes de esta generación en la capital de los ecuatorianos.

Pero nada de eso pudo ser captado por la prensa: por disposición de los productores del tour, se prohibió el ingreso de cámaras de fotos y de vídeo. Así los medios se quedaron sin registro de una noche espectacular.

Cobertura a medias

- Aunque el concierto se dio a conocer ampliamente por los medios ecuatorianos el día del show, no se le permitió a la prensa acreditada ingresar con equipo para registro de imagen (cámaras de vídeos y fotos). Esto a dos horas antes del inicio del evento que congregó a fanáticos de todo el país. La medida fue tomada por la productora Live Nation, encargada del tour mundial del artista estadounidense. Juan Carlos Carmigniani, apoderado general de So High Events, dijo que “no dieron explicación, salvo que era por motivos de propiedad intelectual”. Bruno, quien se encuentra en Bogotá, cantará en la capital colombiana el día de mañana.

En las redes

DNCE, de romance con la capital

Los encargados de iniciar la fiesta fueron DNCE. El grupo, liderado por Joe Jonas tocó sus éxitos Cake by the Ocean, Kissing Strangers y hasta hizo un repaso por canciones como Ops, I did it again (de Britney Spears), Wannabe (Spice Girls), Seven Nation Army (The White Stripes) y Do Ya Think I´m Sexy (Rod Stewart).

La visita de Jonas y compañía no se limitó al espectáculo. En la mañana, según muestran sus cuentas de Instagram, los integrantes de DNCE recorrieron sitios históricos de la capital.

Durante su hora de presentación, los cuatro integrantes de la banda dijeron un par de palabras en español y ondearon la bandera de Ecuador. Su show fue ovacionado por los asistentes que nunca dejaron de bailar.